Niña nigeriana se niega a detonar su chaleco de explosivos

Una adolescente de 13 años de edad, llamada Zaharau Adam, ha revelado este jueves que su padre la entregó a los terroristas de Boko Haram, grupo vinculado a Al-Qaeda, para detonar una bomba en un mercado de la ciudad de Kano, norte de Nigeria, han informado los medios locales.

“Los terroristas me preguntaron: ‘¿Puedes hacerlo?’ y yo les dije ‘no’”, ha declarado la menor nigeriana en una rueda de prensa en la que cuenta los hechos que rodearon a su decisión de negarse a realizar un atentado.

 

Adam, que asegura no haber tenido la intención de llevar a cabo un acto suicida, ha recordado que los takfiríes le exigieron que hiciera estallar una bomba y morir pues de esa forma entraría en el Paraíso.

 

Otras dos chicas de la misma edad, que estaban presentes durante esa conversación, fueron las que detonaron sus chalecos llenos de explosivos, ha rememorado Adam.

 

Ha agregado que, tras resultar herida después de que una de las menores detonara una bomba en el mencionado mercado, fue al hospital donde agentes de policía descubrieron los explosivos que llevaba consigo.

 

En este contexto, en octubre, la organización defensora de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) denunció, a través de un informe, que el grupo terrorista Boko Haram estaba utilizando a mujeres y adolescentes secuestradas “en la primera línea” de combate.

 

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), desde 2009, a causa de los enfrentamientos entre el Ejército nigeriano y Boko Haram, unas 10 mil personas han muerto y más de medio millón se han visto obligadas a abandonar sus hogares.

Share Button