Monterrey continúa con su crisis tras caer ante Necaxa

Los Rayados agudizaron su crisis futbolística y de resultados al perder 0-2 con Necaxa y además ver cortada su racha de 20 partidos sin derrota en el Gigante de Acero.

Dos anotaciones de Jesús Angulo le bastaron a los Rayos para llegar a 17 puntos y amenazar a los lideres Querétaro y Santos, en tanto que Monterrey se quedó con 12 y fuera de zona de clasificación.

En algo que ya es alarmante, el conjunto regio sumó su quinta derrota del torneo, por cuatro victorias, lo que para un plantel como el albiazul son muchísimas.

Por primera vez en este torneo, Diego Alonso mandó a su dupla de «matones» de inicio: Rogelio Funes Mori y Vincent Janssen en búsqueda de explotar su ofensiva y alargar a 21 los partidos sin perder en el Gigante de Acero, que por cierto lucía una mala entrada al empezar el juego.

Necaxa llegaba como cuarto de la tabla y con el goleador del torneo en su filas, Maximiliano Salas, pero sorprendentemente el técnico Guillermo Vázquez lo dejó en el banco de suplentes.

Los Rayos arrancaron presionando la salida albiazul y provocando algunos errores en el manejo del balón.

Fue Necaxa quien tocó primero la puerta al 13’ en un cabezazo de Mauro Quiroga que se estrelló en el travesaño en un tiro de esquina, salvándose el Monterrey.

Al 17’ Funes Mori llegó tarde a rematar un córner de Layún en el que se voló Hugo González. Rayados batallaba para surtir de servicios a sus dos delanteros porque ni Layún ni Gallardo estaban finos en los centros por las bandas.

Diego Alonso modificó su parado a línea de cuatro, mandó a Stefan Medina como lateral derecho y a Layún por izquierda, para que Gallardo ahora fuera volante por ese mismo sector y Meza por la otra banda.

Rayados mejoró con el movimiento, sin embargo fue Necaxa quien sorprendió en una gran jugada entre Mauro Quiroga y Jesús Angulo que definió de gran forma para el 0-1 al 35’.

Los Rayos se motivaron a ir al frente y al 40’ Quiroga había hecho un golazo que fue anulado por fuera de lugar previo. No hubo más en primer tiempo y la afición mandó a su equipo abucheado al descanso.

Para el completo Diego Alonso tuvo que mandar a Dorlan Pabon por Johan Vázquez en busca de poder ofensivo y alguien que pudiera enviar buenos servicios a Funes Mori y Janssen.

El colombiano le cambió la cara a Rayados que eran más verticales y al 51’ Maxi Meza dejó ir el empate al rematar muy débil estando sin marca el área.

Agencias

Share Button
publicidad notas deportes