Migrantes impulsan la economía de la región

Dallas/Agencias.- Un nuevo estudio dice que el norte de Texas sería más pequeño, más pobre y menos dinámico sin inmigrantes.

Impacto en la economía
Con casi 1.4 millones de habitantes nacidos en otros países, los inmigrantes representaron el 18.7% de la población de la región en 2017 y casi la mitad de los empleos de construcción, señala un estudio de New American Economy que detalla el impacto de los inmigrantes en la economía de Dallas-Fort Worth. En los empleos del sector STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), los inmigrantes ocupaban más del 29% de los puestos. Fundaron casi 103,000 empresas y generaron $2,900 millones en ganancias; pagaron $10,500 millones en impuestos y ostentaron un poder adquisitivo anual de $33,000 millones, según el estudio. «Este estudio detalla lo vitales que son los inmigrantes para la economía del norte de Texas y pone en relieve la necesidad de una reforma migratoria federal con sentido común», dijo Jeremy Robbins, director ejecutivo de la organización, en un comunicado.

Más del 40% de los inmigrantes son indocumentados
El estudio fue dado a conocer en un panel de discusión en Grapevine patrocinado por la Comisión del Norte de Texas. Entre los panelistas estuvieron Laura Collins, directora del George W. Bush Institute; Francisco Hernández, abogado de inmigración; Juan Carlos Cerda, beneficiario de DACA e integrante de Texas Business for Immigration y Jim Baron, director ejecutivo y copropietario de Blue Mesa Grill. El estudio reveló también el considerable impacto de los inmigrantes indocumentados. Más del 40% de los inmigrantes en Dallas-Fort Worth son indocumentados, pero pagaron casi $1,300 millones en impuestos en 2017, de los cuales $480 millones en gravámenes estatales y locales.

Emprendedores
Entre esos indocumentados hay casi 41,000 emprendedores y más de 92,000 personas que cumplirían los requisitos para ampararse en el plan Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). «El estudio ilustra además por qué es del interés del gobierno local y otros socios de la comunidad dar a los inmigrantes formas tangibles de integrarse a sus comunidades», dijo Robbins.
La economía de Dallas-Fort Worth ha sido líder a nivel nacional en generación de empleos, y los inmigrantes han tenido mucho que ver en eso. En tiempos más recientes, las empresas han tenido problemas para encontrar mano de obra, y la tasa de desempleo local cayó a 3.4% en junio, un mínimo histórico. Frente a esta situación, la administración Trump ha intensificado sus acciones para reducir la inmigración legal e ilegal. También ha batallado con una avalancha de migrantes que buscan asilo en la frontera sur, lo que muchos han catalogado como crisis humanitaria. El flujo de trabajadores de otros países y estados ha disminuido, lo cual exacerba la escasez de mano de obra.

Share Button
publicidad notas valle de texas