Los Juegos del Poder

Maribel Villarreal

27/12/2015

La incongruencia del PAN

El pasado 5 de diciembre trascendió la detención de un trabajador de GUILLERMO PADRÉS ELÍAS y desde entonces se desató una serie de diligencias judiciales que involucran múltiples propiedades del ex gobernador panista y de su familia.
Al momento de la detención, el sujeto traía en su poder 3.5 millones de pesos en efectivo pero además cinco envoltorios de droga de la denominada cristal por lo que tres días después fue consignado por narcomenudeo.
Las sospechas contra el ex mandatario surgieron a la luz pública desde la reciente campaña política como parte de la confrontación generada con la priísta CLAUDIA PAVLOVICH que al final ganó la contienda y hoy gobierna la citada entidad.
En aquella época se destapó la construcción de una represa de la que no solamente se cuestionó el recurso para su edificación a beneficio del rancho Pozo Nuevo propiedad del entonces gobernador sino también con la que se estaba desviando el agua propiedad de la nación.
No pasó nada.
Despojado de su investidura, la investigación por delitos de operación con recursos de procedencia ilícita y lavado de dinero de la PGR va avanzando y promete resultados. En las semanas previas se catearon varias propiedades.
En el pasado mes de julio se habría abierto una investigación en Arizona por parte del Departamento de Justicia de los Estados Unidos bajo la presunción de que Padrés había recibido sobornos en depósitos por tres millones de dólares de un constructor.
Hasta ahora el Partido Acción Nacional ha guardado silencio y es que la campaña interna del hoy presidente del Comité Ejecutivo Nacional RICARDO ANAYA recibió recursos del ex mandatario a través del senador ERNESTO RUFFO según se constató en agosto con varios audios que hizo públicos el periódico Reforma.
El escándalo Padrés llega en medio del proceso electoral que culminará en el 2016 para renovar 12 gubernaturas y en el marco del discurso anticorrpución que promueve el PAN y que asumió como bandera su presidente RICARDO ANAYA. ¿Que tal? Otra incongruencia panista.
En Tamaulipas, los aspirantes del PRI y el PAN a las respectivas candidaturas al gobierno de Tamaulipas hicieron una tregua por los festejos navideños y así continuarán hasta que concluyan las fiestas del nuevo año.
Para el mes de enero, ENRIQUE CÁRDENAS DEL AVELLANO hará un último intento. Tiene programado un recorrido por los cinco municipios más grandes de la entidad previo a que se emita la definición priísta.
ALEJANDRO ETIENNE también suspendió actividad pero más obligado por la emergencia de falta de agua en la capital tamaulipeca que ya cumple una semana.
El alcalde realizó la mañana de ayer un recorrido por la obra de toma de la presa Vicente Guerrero para supervisar la colocación de un transformador emergente en tanto que aumenta la sospecha de negligencia en el incidente que mantiene sin agua al 30 por ciento de la población.
Por cierto que el 4 de enero reanuda actividades el INE con una sesión simultánea en los ocho distritos electorales con el objeto de definir la contratación de personal y avanzar en la organización de la jornada de votaciones del año próximo.

maribelvillarreal@hotmail.es

Share Button