Los Hechos

¿Será un compló?

3/12/2017 – Y que se arma la escandalera.
El Consejo General del Instituto Nacional Electoral llamó a sesión extraordinaria y urgente, enterado que algo andaba mal con la designación del Secretario Ejecutivo del Consejo e Instituto Electoral de Tamaulipas.
“Por varias vías hemos sabido que hay presiones del Gobierno del Estado para la indebida actuación de los consejeros electorales del órgano electoral de Tamaulipas”, dijo el consejero nacional MARCO ANTONIO BAÑOS MARTÍNEZ, ante sus pares.
“La idea es muy clara; que no haya dedos cargados; que quien está a cargo de organizar las elecciones no sea juez y parte. Seamos muy cuidadosos de salvaguardar la autonomía y la integridad de quienes son autoridad electoral en los Estados”, complementó CIRO MURAYAMA.
“Yo creo -abundó el también consejero nacional- que estamos en una situación tan delicada, tan oprobiosa en su procesamiento, que debería concitar el consenso de todos los actores políticos, porque la intromisión en la autoridad electoral o cuando la autoridad electoral se entrega al poder político en turno, en un Estado, esa mala práctica puede extenderse. Evitemos una metástasis de pérdida de autonomía”.
Debería separarse lo que son sospechas, de lo que son hechos consumados y dar absoluta transparencia a la investigación ordenada, para dirimir no solo los escenarios en que ALFONSO GUADALUPE TORRES fue electo secretario del IETAM, sino su desconocimiento mismo.
Ciertamente mentir no solo ante los medios, sino en un documento oficial donde firma y afirma “decir verdad” sobre su militancia y ejercicio de cargos que le hacían inelegible, era suficiente para cancelar el nombramiento y algo más respecto de su persona.
De ese hecho incontrovertible, sin embargo, se han colgado otras verdades a medias o mentiras completas, como que el anterior secretario fue presionado para que renunciara y en algún medio nacional, hasta se pretendió dar injerencia al CISEN.
El propio EDGAR IVÁN ARROYO confirmó ahí que desde hacía meses había anunciado su intención de renunciar, por problemas de tipo familiar, que estuvo postergando en su aspiración de ascender a una consejería, hasta que se hizo inevitable el retiro.
Y lo del Centro de Investigación en Seguridad Nacional, CISEN, salió fortuitamente a colación en la entrevista de ayer, como una relación que cándidamente declaró, como de “alguien” a quien “daba información” de sus actuaciones públicas.
Los periodistas sabemos, que “agentes” del CISEN, de la Secretaría de Gobierno, de Seguridad, de las Fuerzas Armadas y hasta de algunas empresas públicas, andan en los eventos públicos como los reporteros recabando datos y reportando a sus jefes.
Es una actividad ordinaria, de antecedentes inmemoriales, a la que nos hemos acostumbrado y hasta peyorativamente entre el gremio les llamamos “orejas”.
Al pan, pan… y al vino, vino.
El consejero presidente del Instituto Electoral de Tamaulipas, JESÚS EDUARDO HERNÁNDEZ ANGUIANO, ayer aseguró que no fue presionado para imponer al panista como secretario ejecutivo y el Consejo actuó de buena fe al nombrarlo, en base a su dicho y certificaciones oficiales que no reportaron su relación partidista.
Así consta en autos y no hay elementos tangibles para cuestionarlo.
Al final del día, por sobre lo que haya pasado o no, la actuación del ente central electoral debe redundar en un antecedente para que, a futuro, las autoridades locales tomen nota que no están solas y se disipe cualquier tentación de manipular estructuras con aviesos fines electorales, ajenos a la aspiración ciudadana perfilada a manifestarse en las urnas.
El órgano federal electoral andaba con la “facultad de atracción” en mano y encontró en el irregular nombramiento tamaulipeco la oportunidad de ejercerlo.
Ahora la preocupación, de las propias representaciones partidistas, que cuestionaron el procedimiento, es porque vaya a “seguirse por la libre” y usar el hecho para atraer la conducción de todo el proceso local electoral.
Por ello el imperativo porque la investigación, llevada a sus últimas consecuencias, sea sobre hechos reales, probados, contundentes, en un procedimiento público, transparente, con nombres, pelos y señales, se dice.
La coincidencia entre consejeros y representantes del partido en el Consejo General electoral tamaulipeco, es en el reconocimiento a los haberes, capacidades y experiencia del designado secretario provisional, MIGUEL ÁNGEL CHÁVEZ GARCÍA, quien ayer mismo rindió protesta y ejerció el cargo en la sesión que ya estaba programada desde antes de que se extendiera su nombramiento.
El Gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA ayer fue el invitado especial en el último informe de gestión rectoral del maestro ENRIQUE ETIENNE PÉREZ DEL RÍO y toma de protesta de su relevo, JOSÉ ANDRÉS SUÁREZ FERNÁNDEZ.
“En la recuperación de un estado en paz, armonía y progreso, el papel de instituciones como la UAT, es de importancia fundamental. Convencidos de ello, quienes servimos desde el Gobierno de Tamaulipas, refrendamos a la comunidad universitaria nuestro pleno y respetuoso respaldo”, dijo desde ahí el mandatario estatal.
Los titulares de los otros dos poderes y el alcalde capitalino, OSCAR ALMARAZ SMER, acompañaron el presídium de la asamblea, con el secretario general y los rectores entrante y saliente.
Entre los asambleístas, igual funcionarios de los tres niveles de gobierno y representantes de los sectores productivos y sociales participaron como invitados, reconociendo los logros y confiando en renovadas expectativas para el Alma Máter y su extensionismo a favor del desarrollo estatal. ETIENNE ponderó la transformación que bajo su gestión ha vivido la Universidad, posicionándose en un nivel privilegiado en el entorno internacional y cada vez más cercana con la sociedad y los universitarios, de la mano de las instituciones, empeñada en la excelencia académica y sensible a los cambios del entorno.

Share Button
publicidad notas home