LOS HECHOS

José I. Figueroa

23/10/17

Concilia y reconcilia

316 consejeros políticos estatales, 94 nuevos -un tercio en ausencia-, ratificaron los métodos para la elección de candidatos a presidente de la República, senadores y diputados federales del PRI, que la víspera habían votado en el pleno nacional.
A la reunión del consejo político estatal extraordinario tricolor, celebrado el sábado, llegó la hora de los destetes.
Discurso, ondeando la bandera de oposición para reclamar “al PAN Gobierno” la inseguridad rampante y en el complemento, la integración de nuevos consejeros entre quienes dominó el origen temporal en la LXI Legislatura que compartió el “flamante” dirigente, con las dosis geográficas y temporales “ejemplares”, como para dejar en claro que, ni EGIDIO ni CABEZA inspiran praxis y mensaje.
Las ausencias, más se asociaron a la estirpe de quienes “no tienen necesidad de demostrar nada” y mandan sus representaciones generosas, a las juntas de trámite -como el caso-, que a algún temor al “coco” que venden en palacio.
Desde las vísperas, no faltaron quienes propagaron que al ex gobernador “lo estuvieron cazando”, cuando se enteraron que estaría en la reunión que encabezaría el líder nacional de su partido ENRIQUE OCHO REZA -quien al último canceló- y que por eso, ahora otros “amigos” mejor ni se acercarían al cónclave priísta.
Pero sí, de los ex gobernadores sujetos a proceso, ahí estuvieron quienes fueron sus más cercanos colaboradores, tanto como sus secretarios particulares, COCHÉ RODRÍGUEZ y DANIEL SAMPAYO, quienes incluso rindieron protesta entre los nuevos -y de nuevo- consejeros políticos, entre los botones de muestra del amplio abanico.
Igual ex alcaldes como GUSTAVO TORRES SALINAS, PONCHO SÁNCHEZ, EVERARDO VILLARREAL, ERNESTO y SERAPIO CANTÚ, estos tres últimos reynosenses, entre quienes “protestaron” a control remoto.
Igual OSCAR LUEBBERT no fue, pero ahí estaba toda su palomilla en primera fila; su esposa, MARÍA ESTHER se contó entre los cuatro diputados federales faltantes, contra seis que sí asistieron, incluido el coordinador EDGAR MELHEM SALINAS.
Y bien presumido por GUAJARDO, entre los nuevos consejeros “que hace mucho debieron estar”, el procurador agrario del país y ex dirigente nacional, campesino -como él-, CRUZ LÓPEZ AGUILAR.
De las figuras “en el tocadero”, todas repartieron saludos, abrazos y parabienes, pero solo uno se abrió de capa: ahora sí ya se definió el método y hay que ir a México a dar cuenta, sí pónganle ahí, voy a buscar la candidatura al Senado; ya diputado van a decir “ya chole”, ya dos veces fui, dijo ENRIQUE CÁRDENAS DEL AVELLANO a los reporteros.
En el único discurso, que fue el del presidente, no hubo alusión alguna al caso en boga de EUGENIO HERNÁNDEZ, ni en las declaraciones de prensa, pero en cortito, conocidos abogados del partido confiaban que el tema de la extradición, sea como el de la venta de las marismas de Altamira: armado ex profeso, carente de sustento jurídico.
Llama la atención del foro, que los presuntos delitos por los que reclama el vecino país al ex gobernador, sean “por haber robado 300 millones de pesos” de la administración pública de Tamaulipas, entre lo que solo señala por su nombre “la construcción ficticia de un banco de alimentos”, cuando la obra pública de ese sexenio se cuenta en miles de millones invertidos, con enormes edificaciones e incontables avenidas y bulevares, a la vista de todos a lo largo y ancho de la geografía estatal, precisamente auditada y certificada por instancias públicas de los tres niveles y poderes del Estado y la federación.

 

Share Button