LOS HECHOS

José I. Figueroa

17/03/16

Un PAN muy tricolor

A más tardar hoy la Comisión Permanente del Partido Acción Nacional en el Estado ha de enviar a las instancias centrales partidistas, las listas de aspirantes para la designación, allá, de los candidatos a diputados locales y alcaldes con sus planillas.
En los casos donde se registraron más de tres aspirantes -como Matamoros, Reynosa y Padilla- el envío se reducirá a la terna.
Independientemente de cuántos vayan, en algunas plazas anteceden acuerdos orquestados por el candidato a la gubernatura, respecto de personajes que supone algo han de aportarle a su proyecto estatal.
A su par neolaredense, CARLOS ENRIQUE CANTUROSAS, además de ofrecerle “hacerlo senador” a vuelta de dos años, se le dejó nominar la papeleta de su pueblo: ENRIQUE RIVAS CUÉLLAR para la alcaldía y a las diputaciones GLAFIRO SALINAS, CARLOS GERMÁN DE ANDA y BRENDA CÁRDENAS.
Esos, que podrían ser acuerdos naturales en las dos plazas de nivel donde el PAN es gobierno municipal ahora, por otra parte se diluyen en concesiones a personajes que dentro del PRI -y hasta en el PRD- no demostraron ser opción electoral viable, pero acá les arroparon a desprecio de los propios.
Igual en El Mante los panistas no vieron con agrado que se tomara al dirigente de la central obrera priísta CLEMENTE GÓMEZ JIMÉNEZ para promoverlo a la candidatura a la alcaldía, como en Madero pasó con la reciclada de ANDRÉS ZORRILLA -de los mismos orígenes- y el también ex priísta y ex perredista JOAQUÍN HERNÁNDEZ CORREA, que traen “para diputado”.
En Altamira el aspirante a la gubernatura entregó la papeleta completa del PAN a desprecio de la lideresa histórica del partido en el municipio, SILVIA CACHO, poniendo por encima los votos priístas que puedan acarrear aquellos a los de la propia militancia.
El “mérito” de ALMA LAURA AMPARAN para ser la candidata del PAN a la alcaldía altamirense es ser la esposa del ex alcalde priísta JUVENAL HERNÁNDEZ LLANOS, quien pretendió erigirse cacique tras el paso por la comuna pero hasta ahora no ha dado pie con bola.
CIRO HERNÁNDEZ ARTEAGA fue lo que fue -en el manejo del programa social y en la Oficina Fiscal- porque ahí lo puso la hoy candidata priísta a la alcaldía GRISELDA CARRILLO REYES.
“Huerfanito”, a CIRO también lo recibió el PAN para hacerlo candidato a diputado local, al igual que a VÍCTOR MERAZ, quien como secretario en el tercer nivel de la estructura priísta municipal “administró” lo que le mandaron… y nada más.
Por esos votos sueltos, en los que sobran dedos de la mano para contarlos, el candidato del PAN a la gubernatura agravió y está en riesgo de perder los efectivos votos de la real militancia de su partido.
En su prisa por adelantar vísperas FRANCISCO JAVIER GARCÍA va dejando más caídos que resucitados y la desesperación no parece más que signo de debilidades.
Conocida la encuesta de Mendoza Blanco que le da amplia ventaja al candidato del PRI pronto sacó otra de una empresa desconocida y como nadie le dio el mayor crédito, recicló viejos trabajos de otras encuestadoras, dándolas por actuales.
La de Mitofsky, por ejemplo, se publicó en diciembre, cuando no estaba definido quién sería el candidato del PRI y daban por cierto que el PAN iría en coalición con el Partido de la Revolución Democrática.
Aludir a las del Grupo de Coordinación Estratégica es una chunga que provoca a la hilaridad.
Midieron al senador panista contra el diputado priísta -ambos ahora sí con licencia-, en el mismo trabajo cuando a BALTAZAR HINOJOSA OCHOA no lo hacían a la cabeza de los aspirantes tricolores; ahí estaba instalado el alcalde victorense con licencia ALEJANDRO ETIENNE LLANO.

 

Share Button