Gaceta

Raúl Terrazas Barraza

08/04/2018

Salud y política

Muchos días del año, son dedicados a promover acciones especiales a favor de la salud, pero, con motivo de las enfermedades que aquejan a la población.
El siete de abril de cada año, es diferente, porque se conmemora el Día Mundial de la Salud, por tanto, es una fecha en positivo y se hace para dar connotación al hecho de crearse en 1948 la Organización Mundial de la Salud.
Como se elige siempre un tema para que todas las naciones del mundo direcciones sus actividades en función de él, hoy se reviere a la cobertura sanitaria universal para todas las personas, en cualquier lugar.
Dicho de otra manera, es, La salud para todos, frase que sugiere a los países garantizar que todas las personas en cualquier lugar, puedan tener acceso a servicios de salud esenciales y de calidad, sin tener que pasar por apuros económicos.
Además, este sábado la OMS llegó a sus 70 años de existencia, motivo por el cual, la celebración es especial, porque las acciones desarrolladas a lo largo de ese tiempo, han permitido sugerir a las naciones, esquemas y modelos que van desde mejorar la conciencia social, profesional y política sobre la salud, en especial, la salud pública.
En México, el trabajo de las instituciones, el sector privado, la academia y la investigación, aportan elementos suficientes para señalar que la atención a la salud cumple con los criterios de ser universal, aunque, como en todas las naciones, está el gran pendiente de la organización social a favor de la salud, dado que, cuando se habla de salud, porque se tiene, no se atiende y cuándo no se tiene a cabalidad es el momento en que se atiende.
En los conglomerados sociales, es importante trabajar a favor de la salud, aunque se tenga, ya que, aunque todos queremos estar bien, siempre dejamos de lado lo preventivo, porque no es de interés, pero, bajo la óptica de la educación para la salud, debe considerarse básico, porque es así como se prolonga la salud y se evitan las enfermedades.
Cierto, la salud pública es una tarea de los gobiernos, pero, los individuos deben de contribuir a su preservación, con hábitos que quizá sean simples, pero resultan efectos.
Dicen los estudiosos de la salud, que es una inversión y, por tanto, para mantenerla es indispensable mejorar costumbres y estilos de vida que permitan a las personas vivir más y mejor, ello, mediante el control de los factores de riesgo a que estamos expuestos por el solo hecho de formar parte de un hábitat determinado o de una comunidad.
La simple falta de ejercicio físico aumenta la probabilidad de morir en las personas entre un 20 y 30 por ciento, respecto a quienes lo hacen tres veces por semana, además que, la alimentación incorrecta provoca enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, dislipidemias, cáncer y anemias.
Además, hay que tomar en cuenta que, la salud es la madre de todas las acciones que realice el hombre, porque si ella no hay ninguna acción que le pueda salir bien.
Incluida la política, porque, sin salud es difícil hacer política, de ahí que, en virtud del proceso electoral que vivimos, los candidatos tienen también que cuidar su salud, ya que, sin ella, las agendas de trabajo, con sus estrategias, líneas de acción, que los llevan ante los electores, no podrían realizarse.
Bajo esta premisa, la salud no está divorciada de la política, al contrario, es la política la que necesita de la salud de quienes la practican y ejemplos de ello los hemos vistos en muchos lados, por ejemplo, debido al riesgo que representaba que Mario Zolezzi García acudiera a las colonias debido a su altura y peso, tuvieron que tomarse medidas drásticas para evitar que no cumpliese con las actividades de campaña, como no dejarlo caminar y que llegara ante los electores en cuatrimoto, porque si recorría las calles a pie, podría ocasionarle riesgos a su salud.
El doctor Xicoténcatl González Uresti, hace casi dos años tuvo que hace una pausa en su campaña como candidato independiente, porque se enfermó de una rodilla y a muchos llamó la atención que desde la cama del hospital donde debió de guardar reposo, trató de cumplir con su agenda de trabajo.
Además, la gente quiere ver candidatos saludables, gente que vaya y les hable claro, que les transmita fortaleza y que, sean un ejemplo en la tarea de ir ante la sociedad para buscar su participación en las urnas el día de la elección.
Un especialista en salud y nutrición, Jean Carlos Sulca, publicó un listado de prácticas comunes, que las personas comunes debemos adoptar en el día a día, para mantener o mejorar nuestra salud, por tanto, que mejor ocasión que el Día Mundial de la Salud para saber de ellas y buscar la manera de adoptarlas, en caso de que no concuerden con nuestra actividad a favor del bienestar.
Realizarse chequeos médicos con regularidad, ya que, la prevención es más valiosa que el mejor medicamento y la detección temprana de enfermedades garantía la posibilidad de cura hasta en cien por ciento.
Es necesario dormir bien, según el especialista, porque los trastornos de este, es uno de los principales síntomas de estrés, de ahí que, el 45 por ciento de la población adulta padece este tipo de cosas, como consecuencia de un ritmo acelerado de vida, incluso, la OMS estimó que el 30 por ciento de los accidentes de tránsito se deben a la falta de sueño y agotamiento. Dormir poco puede generar serios daños psicológicos y físicos, es necesario dormir al menos siete horas.
Otro punto es beber mucha agua, ya que, decir que el agua es vida no es un simple cliché, sino una gran realidad. La falta de agua produce deshidratación, cansancio, envejecimiento prematuro, sobrepeso, obesidad, presión alta y baja, estreñimiento, de ahí que se recomiende tomar mínimo dos litros de agua al día.
Fundamental es mejorar la alimentación, porque la predilección por las comidas rápidas, propician el consumo de alimentos de baja calidad de macronutrientes, vitaminas y minerales para el cuerpo. Se deben de balancear alimentos.
Otros puntos a favor de la salud, es la corrección de la postura, ya que unos 540 millones de personas en el mundo sufren dolores de espalda.
Se debe entrenar al cerebro, para evitar quedar incluido entre el 30 y 50 por ciento de las personas, que cuándo sean mayores presente problemas de pérdida de memoria, de ahí que, actividades como escuchar música, leer, pintar cuadros, tocar instrumentos musicales y realizar actividades físicas, permiten fortalecer la memoria.
Una recomendación más del especialista, se relaciona con la movilidad que deben tener las personas, ya que, en el mundo, uno de cada cuatro adultos no realiza suficiente actividad física y más del 80 por ciento de la población juvenil ha optado por el sedentarismo a causa de la rutina laboral, los nuevos medios de transporte y el desarrollo de la tecnología.
De ahí que las enfermedades crónicas como problemas cardiovasculares, cáncer y diabetes, estén al alza, en todos los países del mundo. Como el tema es el Día Mundial de la Salud, hay que celebrarlo con compromisos para la salud, no con proyecciones para cursar los padecimientos.

Share Button
publicidad notas home