Exigirían devolución de dinero a beneficiarios fraudulentos

Desde la pérdida del registro y retiro del apoyo, hasta el tener que devolver el dinero que se les otorgó, van las sanciones que se les aplicarán a las personas que para registrarse como beneficiarios en algunos de los programas federales incurrieron en mentiras, engaños y entregaron documentos falsos, advirtió la subdelegada regional para programas para el desarrollo, Silvia Burgos.

Precisó que ya detectaron a algunas personas que consiguieron y presentaron certificados de discapacidad falsos para poder inscribirse, en este caso al Programa de Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad, cuando en realidad no tienen ningún problema de salud y hasta alcanzaron a cobrar varias veces los 2 mil 550 pesos que otorga el gobierno federal cada bimestre a través de este programa.

Auditoría

“Hemos detectado personas que realmente no califican al programa de discapacidad y ahorita estamos teniendo una auditoría, en ella se vuelve a pedir el certificado de discapacidad, se vuelve a visitar a la persona”, dijo la subdelegada regional.

Cobra en silla de ruedas y lo exhiben corriendo

Comentó un caso que detectaron en un ejido de Matamoros, en donde la población exhibió a una persona que acudía en silla de ruedas a cobrar su pensión cada dos meses con un certificado de discapacidad, y los ejidatarios mostraron fotos en donde corre y juega futbol el supuesto discapacitado.
“La misma población nos ayuda; en ese ejido cuando vamos a realizar la entrega de los apoyos, o se realiza la visita, a la persona la llevan en una silla de ruedas, y los pobladores de ese ejido ya nos trajeron las fotos donde esa persona anda jugando futbol, ellos mismos están denunciando”, dijo Silvia Burgos.
Precisó que hasta ahora tienen 10 casos detectados en Matamoros.

Fingen no ver

Advirtió que encontraron también que algunas personas fingen ser invidentes para poder acceder al programa, por lo que se empezaron a efectuar estudios más rigurosos con especialistas para determinar si la persona en realidad no puede ver.
“El problema de la ceguera necesita muchos estudios, también en eso ya nos está ayudando el Sistema DIF; en la primera etapa del censo para el bienestar el DIF iba y les hacía una revisión, ellos no son especialistas y les extendía un certificado de discapacidad, ahorita ya el DIF lo que hace es que los envía primeramente con un especialista donde sí tengan la capacidad de hacer un diagnóstico correcto, más acertado”, dijo la subdelegada regional.

Hasta la devolución de los apoyos

Advirtió que a los beneficiarios con documentación falsa y que mintieron en su registro “se les está retirando el apoyo, pero corren el riesgo, a nosotros nos comentaban en una capacitación, ya han habido casos que incluso se les puede hacer que regresen el apoyo que se les dio”.
Comentó que el mentir y engañar para registrarse a los programas para el bienestar, además de ser deshonesto, se perjudica a quien en verdad sí lo necesita.

Silvia Burgos exhortó a las personas a revisar bien los requisitos para aplicar a los programas, para que estén seguros si califican o no, porque muchos se registran y no califican y solo logran saturar y hacer más lento el sistema y dificulta el acceso a otras personas que sí tienen una necesidad real.
“Los contra que tiene el sistema es que es muy lento, porque el sistema es único y para todo el país, por eso es que tarda mucho; muchas personas van y se anotan en el programa de discapacidad y no califican, y a los que realmente tienen discapacidad no les llega su visita, atrasan el proceso”, recalcó la subdelegada regional para programas para el desarrollo.

Share Button
publicidad notas local