EU pide sumar en juicio de ‘El Chapo’ evidencia de asesinatos

Nueva York, 10/04/18.- Cuando en 2006 El Chapo Guzmán se enteró de que sus hombres habían detenido a dos sospechosos de pertenecer al cartel rival de Los Zetas, primero quiso almorzar.

Y luego el líder del cártel de Sinaloa y uno de los mayores jefes del narco en la historia, ordenó que los golpearan y les disparó a la cabeza con un arma larga. Finalmente pidió a sus hombres que los tiraran a un pozo e incendiaran sus cuerpos, asegura el gobierno estadunidense.

La fiscalía estadunidense presentó este martes un documento de 90 páginas con este y otros testimonios. El memo entregado a la justicia enumera decenas de violentos crímenes supuestamente cometidos por Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, cuyo juicio comenzará el 5 de septiembre próximo en Nueva York.

Estas matanzas de narcotraficantes rivales, torturas y secuestros no están detalladas en la acusación actual contra Gúzman Loera, pero el gobierno estadunidense pide al magistrado Brian Cogan que le autorice a presentar evidencias sobre estos delitos en el juicio.

La fiscalía también busca presentar pruebas sobre crímenes de narcotráfico cometidos presuntamente por El Chapo antes y después de la fecha abarcada por la acusación, así como cuando estaba en prisión.

El memo también atribuye a El Chapo un brutal tiroteo en la discoteca Christine’s de Puerto Vallarta en 1992, como parte de la guerra contra el cártel de los Arellano Félix, que dejó seis muertos.

Durante años El Chapo instruyó a sus sicarios a secuestrar, torturar y ejecutar a sospechosos de pertenecer a cárteles rivales como el del Golfo, Los Zetas o el cártel de los Beltrán Leyva, según la fiscalía.

El gobierno también quiere presentar en el juicio pruebas de que El Chapo y sus aliados “intentaron matar o amenazaron matar a varios testigos que cooperan con el gobierno” y que la fiscalía espera que atestigüen durante el proceso en la corte federal de Brooklyn, que durará unos tres meses.

Y hasta recuerda cuando el capo intentó en 1993 traficar 7.3 toneladas de cocaína a Estados Unidos en latas de chiles jalapeños, una operación interceptada por las autoridades mexicanas que incautaron la droga.

La próxima audiencia del caso está prevista para el 17 de abril.

El Chapo está acusado de 17 cargos por su conducta criminal como jefe del cártel de Sinaloa entre enero de 1989 y septiembre de 2014, incluido el transporte de al menos 200 mil kilos de cocaína por un valor de miles de millones de dólares a Estados Unidos.

Si es hallado culpable, podría ser condenado a cadena perpetua.

Desde que fue extraditado a Estados Unidos el 19 de enero de 2017 sus abogados han protestado por su aislamiento casi extremo en una cárcel de máxima seguridad y aseguran que su salud se ha perjudicado.

Agencias

Share Button