Estatales golpean a jóvenes

8/10/2015 – Dos empleados de la empresa de autobuses Transpaís el domingo por la noche fueron salvajemente golpeados por agentes de la Policía Estatal Acreditable destacamentados en esta ciudad.
Y no contentos con esto, “los guardianes del orden” los detuvieron y fueron llevados en calidad de detenidos a la cárcel municipal acusados de traer una gran cantidad de ponchallantas y andar armados con una navaja, las cuales los ofendidos dicen que se las “clavaron”.

Víctimas
Las víctimas de estos “gorilas con placa” fueron identificadas como Javier Iracheta Sánchez, de 30 años, y Juan Martínez Iracheta, de 26 años, con domicilio en el sector poniente de la ciudad. Fueron elementos de la corporación bajo las órdenes del coordinador, Jorge Luis Martínez Aguilar, quienes los detuvieron en pleno centro de la ciudad la noche del pasado domingo. Se informó que Javier Iracheta está a punto de perder un ojo, ya que fue golpeado salvajemente por los policías que lo arrestaron y acusaron de formar parte de un grupo de la delincuencia organizada. El detenido en la cárcel pública municipal reconoce que cuando se produjo el arresto andaba tomando bebidas embriagantes pero nunca opuso resistencia y pese a ello, lo golpearon en diversas partes del cuerpo, mostrando los hematomas que le produjo la agresión. Aseguraron que fue hasta ayer, cuando los pusieron a disposición del fiscal investigador, cuando se percataron que los estaban acusando de traer las estrellas ponchallantas y una navaja. Las dos personas ya detenidas también acusaron a los integrantes de la corporación Fuerza Tamaulipas de haberles robado sus carteras con dinero, los teléfonos celulares y una cadena de oro. Al comprobarse el abuso cometido por los policías estatales, el Ministerio Público estaba a punto de ordenar su libertad luego de que los familiares están demandando la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos porque se está comprobando su injusta detención, este es otro abuso más que se agrega a la larga lista que han cometido en esta ciudad agentes de esta corporación, quienes en vez de velar por la seguridad de la ciudadanía, la agreden. Ojalá que las autoridades estatales tomen cartas en el asunto para acabar con los abusos que día tras día cometen en contra de la gente de buen vivir.

Juan Cárdenas Torres

Share Button