Es secuestro agravado

30/09/2016 – Una niña de 14 años de edad está de regreso en su casa en Brownsville después de haber sido tomada de su escuela. Su familia habló de la gran preocupación que sufrieron desde que desapareció. Ellos dijeron que la adolescente y la persona que la tomó se conocían de la Liga de Kickball.

Búsqueda de la familia
La sospechosa se llevó a la adolescente a México, pero ambas están de regreso en los Estados Unidos el miércoles. Priscilla Sanchez, tía de la víctima dijo que está aliviada con su regreso. «No he comido nada en dos días», ella dijo. «Ella está en casa y es lo único que importa en estos momentos». Otra tía, Blanca González, dijo viajaron a México para buscar a la adolescente y a su presunta secuestradora. Ella dijo que buscaron por todo matamoros. «Calle por calle, hotel por hotel, ellos fueron a las estaciones de autobuses pidiendo informes, mostrando fotografías, preguntando si las habían visto”, ella dijo. Las autoridades reportaron que la adolescente caminó de regreso a Brownsville la tarde del miércoles. También dijeron que la presunta secuestradora se entregó poco después. Sánchez le da crédito a la rápida respuesta de las personas en ambos lados de la frontera. «Estamos muy agradecidos y apreciamos como la comunidad se unió, como las redes sociales se unieron, todo fue compartido y en menos de dos días ella está de regreso y eso es todo lo que importa ahora», ella dijo. Ahora Sánchez y su familia pueden enfocarse en darle a su sobrina la atención que necesita. La sospechosa en este caso ahora enfrenta cargos de secuestro agravado. La policía dijo que ella comparecerá ante un juez. Investigadores dijeron que ella podría enfrentar más cargos.

Secuestro agravado
La presunta secuestradora, Claudia Guerra, de 30 años de edad, ha sido acusada de secuestro agravado después de haberse entregado a las autoridades. De acuerdo a la policía de Brownsville la mujer de 30 años no tiene un historial criminal, incluso nos enteramos que conoció a la adolescente Erika Govea cuando entrenaba en un equipo de kickball. Guerra trabajaba como entrenadora de kickball en la liga del este de Brownsville durante 10 años. La presidenta de esa liga, Norma Hinojosa, comentó que Guerra es una profesionista y es una persona muy respetada entre la comunidad de kickball. Hinojosa dijo que ella ha sido la presidenta de la liga durante 21 años y nunca había sucedido un incidente como este. También admitió que la liga no verificó los antecedentes de Guerra, antes de permitirle ser entrenadora voluntaria para uno de los equipos ya que había sido entrenadora en otra liga y no se habían reportado problemas. También nos dijo que tras seguir varias publicaciones en las redes sociales fuera de la temporada, se percató de varias alertas sobre la relación de Guerra con la adolescente. Hinojosa afirma que esas preocupaciones fueron discutidas con la madre de la adolescente, y quien ella afirma le aseguró a la liga que todo estaba bien y que no había motivos para preocuparse.
La presidenta agregó que Guerra era respetada por los padres y por el equipo. Hinojosa se sintió impactada por el supuesto secuestro agravado. Hinojosa dijo que impulsa a cualquier adolescente que pudo haber tenido algún problema con Guerra, que se presente a reportarlo. Añadió que ella quiera que las adolescentes se sientan protegidas y que Guerra esté vetada a entrenar en la liga.

Agencias

Share Button
publicidad notas valle de texas