Dreamers dan apoyo a “sin papeles” en Texas

20/10/2015 – Además del activismo a favor de los estudiantes indocumentados, la organización United We Dream provee también asesoría legal a estos inmigrantes aun cuando sus propios integrantes carecen de estatus legal en el país.

Iniciativa
Amparados bajo el permiso de la Junta de Apelación de Inmigración del Departamento de Justicia, la instancia máxima que interpreta y aplica las leyes migratorias en el país, estos “soñadores” pueden ofrecer consejo legal a su pares. Óscar Hernández, por ejemplo, llegó a Estados Unidos cuando era muy pequeño junto a sus padres indocumentados y luego de acceder a un amparo migratorio temporal a través de la Acción Diferida decretada por el presidente Barack Obama en 2012, es uno de los organizadores de United We Dream en Houston (Texas). “Aunque nosotros estamos indocumentados, tenemos el privilegio de poder ayudarles a la comunidad que se encuentra en la misma situación, un requisito necesario para darles mayor confianza no sólo a los voluntarios sino también a la comunidad en general que antes temía acercarse a buscar ayuda”, comentó Hernández. “Pero también porque actualmente hay muchas organizaciones que se aprovechan de la vulnerabilidad de nuestra comunidad. Por eso nuestra intención es poder ayudarlos a fortalecer su autoestima y que busquen salir de las sombras”, agregó.

Objetivos
En United We Dream, con sede principal en Washington DC e integrada “por unos 100,000 inmigrantes jóvenes” con filiales en 26 estados, Hernández se dedica a coordinar clínicas legales para ayudar a personas que aún no han regularizado su situación migratoria. Esa meta, la de secundar y participar en programas que eduquen a los “sin papeles” es la que también persigue Carolina Ramírez, nacida en Coahuila (México) y organizadora de campo de United We Dream en Houston. Según Ramírez, su misión es informar y servir a la comunidad inmigrante indocumentada con las solicitudes de la acción diferida DACA y conseguirles ayuda legal gratuita. Explicó que la finalidad de este proceso es que las personas que califican puedan llenar sus solicitudes “sin costo alguno” para enviarlas a la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS). Su labor en United We Dream tiene como objetivo asegurarse de que el equipo de voluntarios esté bien entrenado y listo para brindar la información necesaria y veraz para que los interesados se sientan cómodos y entiendan cómo funcionan ciertos procesos migratorios. “Creemos en que si la misma comunidad se apoya a ella misma podemos servir a más gente”, aseveró Ramírez.

Comprometidos
Indicó además que son los mismos jóvenes que han solicitado DACA y lo han obtenido los que ahora se comprometen a participar en los eventos para organizar la logística como voluntarios. Ramírez dijo que aún existe miedo e incertidumbre por parte de los jóvenes en la forma cómo hablan frente a los demás sobre su estatus migratorio. “La idea es quitarles esa barrera no solo en el ámbito legal, sino también social y cómo se percibe a la persona indocumentada como yo. Además, hay una falta de confianza con organizaciones como la nuestra que quizás no tengan el mismo interés, el de ayudar”, lamentó.

Agencias

Share Button