Difunden fotos del sospechoso de explosión en Lyon

Más fotos del hombre de la bicicleta, un ADN aislado y determinado el explosivo del paquete bomba que causó 13 heridos leves ayer por la tarde en Lyon, son las novedades del caso y la búsqueda del autor de la explosión que nadie ha reinvindicado.

El explosivo sería del tipo TATP según France Info que cita «fuentes próximas a la investigación». Este explosivo llamado peróxido de acetona es «potente, muy inestable y muy difícil de detectar», reporta la emisora Todonoticias.

El TATP es usado en atentados suicidas y es el que llevaban en sus cinturones los terroristas que el 13 de noviembre de 2015 mataron a 137 personas en París. También lo emplearon los autores del atentados de Londres del 7 de julio de 2005.

«Tenemos a la vez un procedimiento bastante sofisticado de ignición y un ingenio que no tiene mucho explosivo» declaró el alcalde de Lyon, Gérard Collomb, que fue el anterior ministro de Interior bajo la presidencia de Emmanuel Macron

Los investigadores aislaron un ADN en los restos del paquete bomba pero no pueden asegurar que se trate del autor. La policía difundió más fotos del hombre de la bicicleta que fue grabado por las cámaras de videovigilancia del centro de Lyon, una zona peatonal muy frecuentada.

El paquete, una bolsa de papel kraft, contenía tornillos, bolas de metal y pilas. Los investigadores han establecido el recorrido del hombre que dejó el paquete minuto a minuto desde las 17:20 hora local.

Llegó caminando con la bici todo terreno de la mano y se fue pedaleando. Poco después estalló la bomba. Una fuente confirmó a la agencia France Presse que la bomba fue activada a distancia.

La sección antiterrorista de la Fiscalía de París abrió una investigación por «asociación de malhechores terrorista y criminal e intento de asesinato».

El Gobierno está evitando emplear el término atentado, mientras que el presidente Macron empleó «ataque». La ministra de Justicia, Nicole Belloubet, declaró el viernes por la noche que era «demasiado pronto para hablar de acto terrorista».

El último atentado yihadista en Francia ocurrió el 11 de noviembre pasado en Estrasburgo. Un hombre recorrió disparando el centro de la capital de Alsacia y mató a cinco personas. Días después fue abatido por la policía.

En Lyon, la tercera ciudad de Francia, no ha habido atentados desde 1995. La banda de Khaled Kelkal, que también cayó bajo las balas de la policía poco después, provocó varios atentados relacionados con el islamismo argelino, entonces en su apogeo.

En la misma calle Victor Hugo de Lyon donde el hombre de la bicicleta dejó su bomba hubo un asesinato terrorista el 27 de marzo de 1984. El general Guy Delfosse fue abatido a balazos por la banda de extrema izquierda Acción Directa.

El último atentado en Francia con paquete bomba tuvo lugar en diciembre de 2007. Una explosión en un despacho de abogados, no aclarada aún, provocó un muerto y un herido.

Agencias

Share Button
publicidad notas internacional