Detonación de explosivo deja un muerto en Colombia

22/10/2017.- Un policía murió hoy al ser activado un explosivo contra un grupo de efectivos en el departamento colombiano de Guaviare (sur), mientras que dos personas más resultaron heridas por el estallido accidental de otro artefacto.

Según un comunicado difundido por la Policía, Segundo Octavio Católico, de la Dirección de Carabineros y Seguridad Rural (DICAR), perdió la vida tras ser activado un artefacto mientras caminaba junto a varios de sus compañeros para instalar una base móvil en una zona del caserío Salto Gloria, del municipio El Retorno.

También en ese lugar, donde se desarrollan labores de erradicación de cultivos ilegales, “se presentó un hostigamiento con ráfagas de fusil”, añadió la información, sin precisar mayores detalles.

Horas después y en ese mismo caserío, un ciudadano que forma parte de los grupos móviles de erradicación de cultivos ilegales activó sin percatarse un explosivo de fabricación artesanal cuando se dirigía junto a un compañero hacia un río.

“Los erradicadores afectados fueron trasladados por unidades de Aviación Policial a un centro asistencial en San José del Guaviare, donde son atendidos por el cuerpo médico. Uno de ellos presenta una lesión en una pierna y su compañero, trauma acústico”, según el comunicado.

La Policía, que se solidarizó con la familia del patrullero de 24 años que perdió la vida y deseó pronta recuperación a los heridos, advirtió que en la zona donde se registraron estos dos casos opera “un grupo del crimen organizado residual de las FARC”.

El Gobierno y las FARC firmaron un acuerdo de paz en noviembre del año pasado para terminar más de medio siglo de conflicto.

Sin embargo, algunos guerrilleros se opusieron al acuerdo y otros fueron expulsados de ese grupo, ahora convertido en un partido político, por no asumir las directrices de la jerarquía de las FARC.

Actualmente estas disidencias operan en departamentos como Guaviare, Guainía y Vichada, estos dos últimos limítrofes con Venezuela, así como en Nariño, fronterizo con Ecuador, especialmente en la localidad de Tumaco.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se desplazó este sábado a Tumaco, que concentra la mayor cantidad de cultivos de coca del país y que desde hace dos semanas vive una ola de violencia asociada al narcotráfico.

En Tumaco, siete campesinos que se oponían a la erradicación de cultivos de coca fueron asesinados supuestamente por policías en un confuso incidente ocurrido el pasado 5 de octubre, y el martes último fue asesinado por desconocidos el líder comunitario José Jair Cortés.

Agencias.

Share Button