Detectan a más de 100 estudiantes con problemas auditivos en escuelas públicas

25/01/2019 – A través de la campaña Oigamos Juntos que lleva a cabo el Club Rotario Matamoros Industrial, en coordinación con la Secretaría de Educación de Tamaulipas (SET), ayer se llevó a cabo una brigada para la detección de problemas auditivos entre el alumnado de escuelas públicas, a la que acudieron 110 estudiantes canalizados por sus maestros por presentar diferentes niveles o falta de audición.

Rebasó la expectativa
María Elena Flores Montalvo, jefa del Centro Regional de Desarrollo Educativo (Crede) de Matamoros, informó que la mencionada organización civil pidió apoyo a la SET en esta ocasión para localizar, por medio de las escuelas a los niños y niñas que necesiten aparatos auditivos.
“En lo que nosotros les ayudamos fue en convocar a todas las escuelas para hacer la detección a través de los directores y los maestros de quiénes son los niños que no escuchan bien, y tuvimos una muy buena respuesta, de hecho se rebasó la expectativa porque son más de 100 niños los que se registraron”, declaró.

Coordinación
La funcionaria añadió que esta campaña se ha realizado desde hace 16 años entre el Club Rotario y la empresa Starkey, que tiene sus operaciones en Matamoros y está dedicada a la elaboración de aparatos auditivos, sin embargo esta es la primera vez en que se trabaja en coordinación con la SET para llegar a un mayor número de infantes.
Precisó que en este caso se estuvieron atendiendo pacientes desde los dos años de edad y hasta los 18, quienes estudian en escuelas regulares y de educación especial, tanto del nivel inicial como preescolar, primaria, secundaria y educación media superior.

Cambio de vida
Al dar arranque a la mencionada brigada, en representación del Secretario de Educación de Tamaulipas, María Elena Flores Montalvo destacó que uno de los principales beneficios es que al poder escuchar, los pequeños también van a poder aprender, pero además van a favorecer sus dinámicas familiares.
“Es un cambio de vida, no solamente en el aprendizaje, sino en poder comunicarse y relacionarse con el mundo, desde escuchar un pájaro, hasta la voz de su mamá”, enfatizó.

De todas las edades
Por su parte, Guadalupe Hernández, presidente del Club Rotario Matamoros Industrial, informó que durante todo enero y febrero van a continuar las detecciones de deficiencias auditivas en el Centro de Rehabilitación Infantil (CRI) que se localiza sobre la avenida 12 de Marzo, donde se estará recibiendo a pacientes de todas las edades, desde infantes hasta adultos mayores.
Agregó que ahí mismo se les realizarán las pruebas necesarias y, en caso de necesitar un aparato auditivo, les será donado por la empresa Starkey.

Share Button
publicidad notas local