Descubren abusos sexuales a menores en ‘casas de cuidados’ en Texas

19/05/2018 – WILLIS, TX.- Denuncias de abuso sexual y castigos corporales dejan al descubierto los maltratos de los que eran objeto jóvenes asignados a “Casas de Cuidados”, como parte del programa de atención a adolescentes en riesgo, en el Condado de Montgomery, al norte de la ciudad de Houston.

Numerosas denuncias por parte de jovencitas adscritas a dichos programas, llevaron a las autoridades del condado Montgomery a la realización de cateos a Villas de Atención para jóvenes en Willis, una pequeña comunidad al norte de Houston.

Un equipo de investigadores, encabezado por la Oficina del Fiscal del Condado de Montgomery, confiscó varias cajas de evidencia el miércoles, de dos instalaciones en Willis, que se ocupan de los jóvenes en riesgo.

“Hemos tenido numerosas denuncias de abuso sexual o contacto sexual por parte del personal”, dijo el fiscal Tyler Dunman, jefe del Buró de Crímenes Especiales.”También hemos tenido denuncias de abuso físico en contra de los menores”, dijo Dunman.

Abusos

Las denuncias van desde marcas de estrangulamiento en el cuello de una niña de secundaria; un alumno de noveno grado, que fue atado como castigo, y una niña autista, de 14 años de edad, que sufrió un fractura en el brazo después de ser reprendida agresivamente.

En ese incidente, un empleado del “Care Cottage”, o Villa de Cuidado, dijo que la niña tuvo “un accidente en el trampolín”.

El Departamento de Familia y Servicios de Protección de Texas coloca a los jóvenes en un Care Cottage para recibir tratamiento por traumas derivados de un pasado problemático.

“Probablemente han sido abusados, física o sexualmente, en el pasado, por lo que es una situación trágica para ellos”, dijo Dunman.

Irregularidades

La administración de Care Cottage también está acusada de tratar de encubrir una agresión sexual contra un miembro del personal, pero ésta fue registrada como una “supuesta relación inapropiada” para minimizar el incidente.

Varios residentes jóvenes trataron repetidamente de escapar de las instalaciones. Una niña informó que se rompió el tobillo después de saltar desde la ventana de un segundo piso. Otros se negaron a ser recogidos en la escuela por un autobús de Care Cottage.

Otras chicas le dijeron al director de la Escuela Preparatoria de Willis que los miembros del personal de Care Cottage estaban borrachos en las instalaciones, en más de una ocasión.

Peligro

De momento las autoridades no hicieron arrestos en los cateos llevados a cabo el miércoles, y a pesar de todas las acusaciones y la actividad policial, las menores continuarán viviendo en las instalaciones de Care Cottage por el momento.

“Es crucial que no interrumpamos las vidas de estos niños y jóvenes, a menos que sea absolutamente necesario. Estamos en contacto con la policía, estamos en las instalaciones con regularidad y confiamos en que es una ubicación segura. Si eso cambia, actuaremos en consecuencia”, declaró un portavoz del Departamento de Familia y Servicios de Protección de Texas.

Agencias

Share Button