Desafío

Rafael Loret de Mola

25/09/17

*Pasan por Encima
*Fotografiase Aquí

– – – – – – – – – – – – – – –

Nos pasan por encima, una y otra vez; a veces, ni siquiera nos damos cuenta pero ocurre sin remedio. Lo mismo en Veracruz –con varios gobiernos deplorables al hilo-, que en Coahuila –donde surgió el nepotismo moderno si bien, en Michoacán, los Cárdenas, cuatro de ellos, Dámaso, Lázaro, Cuauhtémoc y Lazarito, se llevan la palma-, o Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo, el Estado de México y un largo etcétera. Pasado el temporal, se recuentan los daños dándose vuelta a la hoja lo más rápido posible.
No entiendo, dadas estas condiciones inclinadas a favor de los fraudes comiciales descarados, cómo se pretende embaucar al electorado en una nueva cruzada para derribar la inercia e iniciar el tan decantado cambio, un término que debiera prohibir la Suprema Corte, como a lo hizo contra los señalamientos homofóbicos, que tanto nos recuerda a la Tremenda Corte del cubano Tres Patines, una joya entre las series radiofónicos de la parodia fina. En este caso sería para sortear los ataques acústicos, una modalidad estrenada en Cuba contra los diplomáticos estadounidenses acostumbrados a no escuchar jamás.
En Nayarit estrenan gobernador-junior, Antonio Echevarría García, hijo de la senadora Martha Elena García y del ex gobernador Antonio Echevarría Domínguez, los accionistas principales –únicos, en realidad-, del Grupo Álica, del que se dice es dueño de “medio estado” y por ello condicionó puestos de trabajo a quienes votaran por el heredero de la pequeña mafia, obviamente tan conectada con la delincuencia organizada como el saliente Roberto Sandoval Castañeda, cuyo fiscal, el ya conocido Edgar Veytia cuyo currículo es una historia de terror y actualmente preso en los Estados Unidos, concretamente en Nueva York, por sus vínculos con el narcotráfico y sus lavanderías de dinero a gran escala.
¿No va a indagarse a Sandoval pese a sus antecedentes deleznables? ¿Basta con exhibir ciertas obras de relumbrón, algún bulevar céntrico en Tepic y carreteras que enlazan al Pacífico con la capital, cuyos beneficiarios principales son los narcotraficantes que aceleran sus pasos hacia el norte? Quizá tal sea el costo de haber transitado hacia una alternancia, a favor del PAN y sus corifeos, con un joven empresario que fue votado por primera vez y sólo obtuvo el 38 por ciento de los sufragios; la mayoría, entonces, pese a su distancia con el segundo lugar, el priista Manuel Cota, estuvo muy lejos de sus manos. Una vez más, las minorías se imponen gracias a la fragmentación de los votos.
¿Y qué decir de Coahuila en donde los pleitos en la cúpula, entre los señores peña y Ricardo Anaya, dirigente del PAN nacional y presunto candidato del mismo a la Presidencia, dieron lugar al escandaloso fraude sobrellevado porque el TEPJF determinó que los gastos de campaña no son extensivos a las redes sociales por donde se gastó una millonada? Pero no era sólo eso, sino igualmente la indecorosa intromisión del sinvergüenza gobernador, Rubén Moreira, para cubrirse con él las espaldas. Esto es: los peores delincuentes gozan de cabal salud política gracias al enfermero de Los Pinos quien convierte a sus socios en intocables. ¿Puede agregarse algo más?
La Anécdota
Una visita larga a Matamoros me permitió caminar por sus calles donde se dice que los cárteles ya se fueron “hacia Reynosa”. Delante de una cortina de protección, en donde se leía la consigna extendida por todo el país, podía leerse –con doble “e” iletrado señor Nuño-: “¡Fuera peña!”
En un lado de la misma, un indigente, en silla de ruedas, junto a un matamorense con sombrero y bigote, como allí se estila, me preguntó:
–¿Y usted por qué no se fotografía con nosotros?
Accedí, naturalmente, y además con solidaridad absoluta. No saben ustedes que bien me sentí aunque me golpeara el flagelo de la impotencia; pero, cuando menos, sumé mi presencia a quienes ya no se esconden para repudiar al régimen que tanto nos ha dañado.

Share Button