Deja ISSSTE de Matamoros que desechos del quirófano escurran a la calle

Alarma e indignación generó entre la comunidad el hecho de que ayer por la mañana escurriera sangre hacia la vía pública por uno de los portones del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), la cual emanaba de desechos del quirófano.

Vecinos que fueron testigos del manejo que se daba a dichos restos, como placentas y órganos extirpados, lanzaron un reporte a las autoridades de Control Ambiental, debido al riesgo sanitario que esto representaba.
A través de redes sociales se evidenció con un video el momento en que un trabajador de la Clínica Hospital “Manuel F. Rodríguez Brayda” colocaba los desechos a la intemperie, en un área que tenía declive y estaba muy cerca del portón que comunica a la calle José Arrese, por lo cual la sangre escurrió hacia la banqueta, por donde transitan pacientes del propio instituto y familias que radican en los alrededores.

Congelador descompuesto
José Luis Llanas Castillón, director de Control Ambiental, reveló que luego de realizar una verificación de la denuncia recibida, se le informó que uno de los congeladores en los que se conservan los desechos hasta que son recogidos por una empresa especializada en su confinamiento, estaba descompuesto.
Agregó que sin embargo se solicitó a los directivos de la misma unidad médica un reporte por escrito, para efecto de ampliar la investigación y en caso de que se detecte alguna falta, se le aplique la sanción correspondiente.
Cabe mencionar que la Clínica “Manuel F. Rodríguez Brayda” se localiza frente al parque denominado “El Laguito” y a unos metros de distancia del Hospital General “Alfredo Pumarejo”, donde ya anteriormente se han reportado descargas de éste último hacia el humedal natural, lo que se temió que también pudiera estar haciendo el ISSSTE.

Share Button
publicidad notas local