Declaran desastre en 41 municipios de Tamaulipas

1/03/2018 – CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural Pesca y Alimentación declaró como zona de desastre a 41 de los 43 municipios de la entidad por las temperaturas congelantes que se presentaron a finales del 2017 e inicios del 2018.

De acuerdo a la declaratoria difundida en el Periódico Oficial de Tamaulipas, la Sagarpa agilizará el proceso de gestión de apoyos, para productores que sufrieron pérdidas en su siembras y ganado por las heladas que se registraron el pasado 7 de diciembre y 30 de enero.

Los únicos municipios que no están considerados en esta declaratoria son Tampico y Madero.

El único medio de atención será el Sistema de Operaciones y Gestión Electrónica, donde se atenderán a productores agropecuarios del medio rural de bajos ingresos que no cuentan con ninguna forma de aseguramiento público o privado agropecuario.

Las reglas de funcionamiento del programa de atención a siniestros pecuarios, el cual se utilizará para pagar a productores de escasos recursos contemplan que para los cultivos anuales de riego frutales los apoyos serán 2 mil 500 pesos por hectárea, siempre y cuando éstas no sean más de 20.

Y para los cultivos anuales de temporal con un máximo de 20 hectáreas se otorgaran 1 mil 500 pesos por hectárea.

En el caso de los municipios de alta marginación, el 90 por ciento del presupuesto será del gobierno federal y el 10 del gobierno estatal.

Mientras que en los municipios de media y muy baja marginación, el 80 por ciento de los recursos serán del gobierno federal y el 20 restante del gobierno estatal.

En Tamaulipas, el sector citrícola fue el más afectado por las heladas que se resintieron a fin de año y a principios de 2018.

Según estimaciones de representantes del sector, las pérdidas ascendieron a 350 millones de pesos, pues fueron cerca de 20 mil hectáreas las devastadas por el clima.

De acuerdo a los productores, los árboles pequeños de uno a tres años se quemaron, y los “adultos” sufrieron daños en las copas, lo que provocó que se congelara la fruta y se perdiera.

Los municipios más afectados fueron Güémez, Padilla, Hidalgo, Llera, donde la industria naranjera entró en crisis al producirse cortes de pánico que derrumbaron el precio del producto en el mercado, causándoles graves pérdidas a los productores.

Agencias

Share Button
publicidad notas estado