Cena de negros

Marco A. Vázquez

Niños delincuentes…
En la gran mayoría de los países desarrollados del mundo los políticos pueden ser muy ladrones pero no cínicos, es más, no se atreven a retar al pueblo, por ello, a la hora que les detectan en situaciones de corrupción, poco éticas, o lejanas a la moral y costumbres de sus pueblos, renuncian de inmediato a sus puestos en la administración pública o la política y se retiran de toda actividad.
En México nuestros políticos están hechos de otro material, les descubres un acto de corrupción o lejano a la moral y lo niegan hasta que aparece el video, luego, con todo y el video, lo vuelven a negar diciendo que es su hermano gemelo o un montaje, y al final, después de la presión de los medios lo aceptan pero dicen que solo fue poquito y le piden al pueblo su confianza, una nueva oportunidad.
Más triste se pone la situación cuando los políticos en lugar de alegar inocencia con pruebas, se limitan a aceptar los hechos y desvían la atención de sus actos con el argumento de que todo es “guerra sucia”, como si ello fuera suficiente para reparar el daño o se tratará de regresar el dinero que se hayan robado.
Ejemplos hay muchos, Andrés Manuel López Obrador, de Morena, va por tercera vez consecutiva por la presidencia de la República sin importar que a sus protegidos, cuando fue Jefe del Gobierno en el Distrito Federal, les descubrieron una red de corrupción muy grande (y en la cual también salió involucrado) y los defendió hasta la saciedad, vaya, hasta tenerlos donde hoy están, otra vez con poder político, otra vez manejando presupuestos o en lugares donde se toman decisiones.
Hoy hay más ejemplos de hombres de izquierda en esos líos o peores, coludidos con la delincuencia organizada, el saqueo de recursos públicos, y demás, y todos, absolutamente todos, quieren más y alegan inocencia.
Del PAN, Vicente Fox hizo lo mismo cuando fue presidente, y el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa premio a muchos de los hombres más corruptos de su administración con embajadas, haciéndolos Senadores, Diputados.
Hoy vemos, por ejemplo, al Senador Ernesto Cordero prefiriendo ir al Super Bowl en Estados Unidos que acudir a una sesión del Congreso General y, con todo el cinismo del mundo, alegar que “si quieren me descuenten el día”, como si México estuviera para tolerar más cínicos, como si alguien ignorara que en su caso el salario de un día ya es como quitarle un pelo a un gato, o cómo sí México se tratará solo de un problema de pesos y centavos y no requiriera un compromiso serio de sus políticos o los que se metieron a jugar a que eran políticos.
Lo peor del caso es ver al líder del PAN, Gustavo Madero, desgarrarse las vestiduras y atizarle al pleito interno que tiene con el grupo del Senador Cordero y decir que esa actitud le hace mucho daño al PAN y por lo tanto lo van a sancionar, por supuesto, es buena esa acción pero en un contexto general de lo que vive México, de lo que vive su partido, es una mentada de mad.. e intentar burlarse de nuestra inteligencia, o ¿cómo tomar sus dichos cuando lo vemos muy callado por el saqueo a su partido, por los moches en los que se han visto envueltos sus seguidores, por aquella fiesta pagada con dinero público y que resultó un aquelarre, con whisky, banda, y mujeres para sus Diputados Federales?
Ni para que contarle de Carlos Salinas, Díaz Ordaz, López Portillo, y otros más que son los padres putativos de los que tienen en sus manos el gobierno federal en México, también son ejemplos de corrupción y de intentar seguir en el gobierno a pesar de que los han señalado mil veces.
Todo esto viene a colación por dos notas informativas que hoy dan a conocer los medios de comunicación de Tamaulipas, una, la declaración de un Maestro en ciencias, astronauta de la NASA, viajero del del Taxy espacial Discovery, el conferencista José Hernández Moreno quien llegó a Tampico a ofrecer una conferencia para los jóvenes, ahí, dijo que la solución a los problemas de inseguridad está en la educación, que se debe duplicar y hasta triplicar el presupuesto a este rubro, igual dijo que transcurrirá mucho tiempo antes de que todo sea diferente, que quizá sea toda una generación la que se pierda.
Hernández Moreno dijo que una carrera universitaria, técnica, una educación que permita a un joven tener oportunidades reales de desarrollo intelectual, social, y económico es lo único que puede alejarlos de la delincuencia.
Desde luego, las declaraciones del astronauta no son un invento, José Mujica, presidente de Uruguay, en sus múltiples conferencias ha dicho que la educación debe ser una prioridad de todo gobierno ya que un pueblo bien educado además de tener más oportunidades de salir de la pobreza no cae tan fácil en las garras de políticos corruptos, de esos que solo les gusta el dinero y no el servicio público, si, de esos que le describía al principio.
El caso es que el pensamiento del astronauta, que por ciento tiene padres mexicanos, es muy real, solo la educación nos alejará de los malos políticos, y nos ayudará a acabar con nuestros problemas de pobreza que luego nos provocan otros como delincuencia, la inseguridad.
Quizá podemos ligar esa nota con otra información que se da a conocer en boletines del Grupo de Coordinación Tamaulipas, donde se detalla que la policía detuvo a una banda de secuestradores en el sur del Estado, cinco de ellos eran menores de edad, si, cinco eran niños delincuentes.
Y otra vez, machacar que esta elección que ya vivimos es la oportunidad de buscar buenas opciones, políticos que no tengan tantas manchas en su expediente, de los que saben cumplir.
Una vez más, hay que llevar a los niños a la escuela, la educación es lo único que nos puede alejar de la pobreza y nos puede ayudar a en un futuro evitar tener más niños delincuentes.
En otras cosas… bien vale la pena difundir por igual la información de una mujer policía que, por la capacitación y el adiestramiento que reciben, no solo fue capaz de traer a un bebé al mundo, sino de salvar la vida del mismo y de su madre, una niña de 16 años, todo en la barandilla de la policía de González, Tamaulipas.
Siempre, para fortuna de los tamaulipecos, de México, hay señales de que todo se puede hacer, de que debemos tener esperanza, de que estamos más vivos que nunca.
marcovazquez20001@hotmail.com

Share Button