Cena de Negros

Viernes de grilla…

De esos ratos en los que se sienta la gente ociosa a jugar a las adivinanzas y componer el mundo surgieron nombres rumbo a la sucesión en la gubernatura de Tamaulipas, sí desde ahora, a tres años de celebrarse la elección que servirá para tal eventualidad.
Lo lamentable, hasta hoy y ojalá cambie pronto, es que ninguna mujer aparece en dicha lista, ni por error se voltea a ver una fémina que pudiera competir por la gubernatura con alguna posibilidad de ganar.
Igual hasta hoy se da por muertos al PRI, Verde, Movimiento Ciudadano, PRD y los partidos que surjan, en la próxima contienda para gobernador solo se avizoran dos partidos partiéndose, el PAN con más estructura y fuerza a nivel local y Morena que sigue creciendo y dependerá de los resultados que obtenga en la elección siguiente.
Pero le decía, ya aparecen nombres en los que gustan de la grilla, en el imaginario, por el lado azul apuntan, con las mismas posibilidades todos porque dependerá de la decisión de hacer una gubernatura de dos o cinco años según la estrategia, el senador Ismael García Cabeza de Vaca, el casi diputado y ex secretario de Desarrollo Social, Gerardo Peña y cierra la lista César Verastegui Ostos, el secretario general de Gobierno que, de la forma que sea, le ha sido eficiente al partido y al gobernador en la operación política, a ellos se les quieren sumar algunos alcaldes como el de Nuevo Laredo y Tampico, por la libre va Maky Ortiz, pero es obvio que estos últimos requerirían de golpes de suerte para tal distinción y, sobre todo, que los primeros tres caigan cosa que se ve complicada.
Por Morena la lista también puede hacerse muy larga con el tiempo pero hasta hoy lleva la delantera quien ya compitió por la gubernatura con la siglas de ese partido, Héctor Garza González, oficial mayor de la Secretaría de Educación Pública a quien el presidente Andrés Manuel cada vez le asigna más tareas de negociación a las cuales ha dado resultados lo mismo en Michoacán que en Guerrero, por si eso fuera poco el contacto con el mandatario es cada vez más común y ya lo ha enviado a hacer trabajo a Tamaulipas lo que no sucede, en estos casos, por casualidad, como tampoco suelen ser ocurrencias que los dirigentes magisteriales a nivel nacional y local hablen maravillas, como si les estuviera pagando, del morenista.
Atrás, en un segundo lugar aparece el senador Américo Villarreal que está en la lista en automático por tener un puesto ganado en las urnas a nivel estatal, también tiene una excelente relación con la dirigencia nacional de Morena pero carga con la desgracia de que le apuntan ser el gran elector de candidatos y el gran derrotado en la pasada elección local en la que perdieron casi todo contra el PAN, contra quien se supone es el enemigo.
Si no sucede nada extraño entre estos dos parecerá el candidato de Morena con todo y que en la lista aparece una persona de apellido Balderrama que es director de Radio y Televisión del gobierno federal y dicen que es tamaulipeco, más aún, que ha estado en estas tierras haciendo grilla con directores de medios y políticos locales.
Ya muy lejos de los tres personajes que están cerca de las decisiones centrales de Morena aparecen los alcaldes de Matamoros y de Madero, ambos raspados por los resultados del 2 de junio, más el de Madero que resultó un traidor al apoyar a otro partido nomás porque no le cumplieron el capricho de poner a su delfín.
Pero le digo, la lista no tiene ningún sustento y se puede mover en cualquier rato ya que solo es producto de la imaginación de personajes que quieren componer el mundo en cinco minutos y con puras palabras, más aún, para que cualquiera de aspirantes en realidad tenga posibilidades reales de gobernar el Estado todavía deben superar varios obstáculos, la grilla interna de sus partidos, tener un posicionamiento firme que le quite la tentación a los hombres y mujeres que toman decisiones de no llamarlos a la contienda y, algo más importante, colocar a los suyos y dar resultados en la elección que viene dentro de dos años en la que habrá de renovarse el Congreso del Estado, las 43 presidencias municipales y la Cámara de Diputados federal.
Efectivamente, la elección siguiente representa tener estructura, equipo, hasta presupuesto y programas para la madre de todas las batallas, la que habrá de definir al futuro gobernador, o gobernadora ya que no se puede descartar nada, de Tamaulipas, ¿quién podrá con la encomienda?, imposible saberlo, todavía ni siquiera estamos seguros que muchos de los mencionados puedan con su soberbia menos con algo más importante como es ganarse la estafeta para competir por el puesto más honroso e importante al que puede aspirar un político tamaulipeco, la gubernatura, por lo pronto aquí le dejamos este ejercicio que no nace en ningún número, tampoco en ningún hecho que sea irreversible sino que es nomás para alimentar un viernes de grilla.

Share Button
publicidad notas home