Armando Fuentes Aguirre


22 Nov 2019

De política y cosas peores

CIUDAD DE MÉXICO .-En el Motel Kamawa tuvo lugar el trance erótico. Acabado el deliquio ella le dijo a él: «Tú y tus impulsos incontenibles. ¿Ahora qué te voy a regalar en Navidad?». Noche de

leer más

21 Nov 2019

De política y cosas peores

 «¿Cómo se llama eso que se les levanta a los hombres?». La joven madre de la pequeña Rosilita se turbó un poco al escuchar la pregunta de la niña. Era mamá moderna, sin embargo, así que res

leer más

20 Nov 2019

De política y cosas peores

Terminó el partido de futbol y en la puerta de salida del estadio se formó una gran apretura. Un tipo que iba con su esposa se puso delante de ella para abrirle paso. De pronto la señora le dijo co

leer más

19 Nov 2019

De política y cosas peores

Hay que decirlo con todas sus letras: estamos viviendo ahora una forma de corrupción peor, más nociva y peligrosa, que la que vimos en el anterior sexenio. En ese tiempo los dueños del poder robaba

leer más

18 Nov 2019

Catón

Don Venerino fue a una casa de pecado. A consecuencia de eso contrajo una enfermedad de las que antes se llamaban “secretas” y que terminaban siempre por ser bastante públicas. Tan mal se vio que

leer más

16 Nov 2019

De políticas y cosas peores

CIUDAD DE MÉXICO .-«Tengo 14 hijos» -respondió la mujer a la pregunta de la encuestadora. Dijo ésta: «Después de esa contestación la siguiente pregunta va a sonar idiota. ¿Cuál es su pasatie

leer más

14 Nov 2019

De políticas y cosas peores

CIUDAD DE MÉXICO.-«¿Por qué desea su marido divorciarse de usted?». Esa pregunta le hizo el juez de lo familiar a la mujer. Respondió ella: «Porque quise educarlo». «¿Cómo es eso?» -se ext

leer más

13 Nov 2019

De política y cosas peores

 ¡Pobre señor don Astasio! Tiene la desgracia de ser cornudo crónico. Ayer llegó a su casa después de su jornada de trabajo como tenedor de libros en la Compañía Jabonera «La Espumosa», S.A.

leer más

12 Nov 2019

De política y cosas peores

Plaza de almas. Un piano se parece a un ataúd. Sólo que en él la música no yace: nace. Basta abrir su tapa, y acariciarlo, para que en él nazcan -renazcan- Bach, Mozart, Beethoven, Chopin, Schube

leer más

11 Nov 2019

De política y cosas peores

CIUDAD DE MÉXICO.-«¡Eres la mejor esposa que jamás soñé en tener!». Eso exclamó aquel hombre en el momento del amor. Añadió luego: «¡Y no importa lo que piense tu marido!». El doctor Ken

leer más

09 Nov 2019

De política y cosas peores

Bello rostro tenía aquella chica. Es una pena que pocos hombres lo vieran, pues casi todos centraban sus miradas en el turgente busto de la joven, en su incitativo caderamen y en sus bien torneadas p

leer más

08 Nov 2019

De política y cosas peores

«¿Es pecado dormir con un hombre?». Tal pregunta le hizo en el confesonario la linda Susiflor al padre Arsilio. «Eso no es pecado -respondió el bondadoso sacerdote-. El problema es que no duermen

leer más

06 Nov 2019

De política y cosas peores

La curvilínea chica le dijo al curandero del lugar: «Siento una permanente comezón en la entrepierna». Diagnosticó de inmediato el individuo: «Esa picazón es el llamado de su cuerpo, que está

leer más

05 Nov 2019

De política y cosas peores

«Todo por no haber estudiado». ¿Recuerdas, sobrino, aquella frase en la defensa de un camión de carga cuyo chofer lamentaba de ese modo la dureza de su oficio? En la frente pude haber llevado yo e

leer más

04 Nov 2019

De política y cosas peores

 «¿Qué es esto?». Tal pregunta, por demás ociosa, les hizo don Cornulio a su mujer y al querindongo de ésta cuando los sorprendió yogando en la mismísima cama del matrimonio. Sin alterar el c

leer más

02 Nov 2019

De política y cosas peores

«Debo hacerte una tremenda confesión, esposa mía». Tan solemnes palabras le dijo en el lecho de muerte el marido a su mujer. Añadió luego, pesaroso: «Quiero que sepas que cuando te hacía el am

leer más

01 Nov 2019

De política y cosas peores

«¡Esto me lo va usted a pagar!». Tales palabras le dijo hecho una furia el marido de la adúltera al hombre en cuya compañía la sorprendió. Respondió calmosamente el individuo: «Ya le pagué a

leer más