Armando Fuentes Aguirre


13 Dic 2019

De política y cosas peores

Ya conocemos a doña Frigidia. Es la mujer más fría del planeta. Con su esposo don Frustracio fue a la consulta de un psicólogo. Ante el facultativo se quejó el señor: «A mi esposa no le gusta e

leer más

12 Dic 2019

De política y cosas peores

Nadie debería leer este chiste liminar. Pertenece a la plebea especie de los que en México se llaman colorados, en España verdes y en los países anglosajones blue, o sea azules. Con esas tonalidad

leer más

11 Dic 2019

De política y cosas peores

Libidiano, hombre perito en lides de colchón, desposó a Querubina, doncella cándida, púdica y angélica que nada sabía y lo ignoraba todo acerca de las cosas de la vida. La noche de bodas, despu

leer más

10 Dic 2019

De política y cosas peores

Los hombres nos vamos de este mundo. Y las mujeres también. En este mismo instante todos nos estamos yendo, aunque no pensemos en eso. Y qué bueno. Si pensáramos en la muerte no viviríamos la vida

leer más

09 Dic 2019

De política y cosas peores

Habitación número 210 del popular Motel Kamawa. La parejita que al entrar recibió un calendario con la estampa de Nuestra Señora de la Reverberación, cortesía de la gerencia, estaba llevando a c

leer más

07 Dic 2019

De política y cosas peores

«Sorprendí a mi esposa con un juega interior sensual y voluptuoso». Eso le contó aquel tipo a su amigo. Y describió la lencería: «Brassiére de media copa y pantaleta crotchless de encaje negro

leer más

05 Dic 2019

De política y cosas peores

 «Mi marido es bisexual». Las señoras del Club de Damas se sobresaltaron al escuchar esa declaración de doña Expectancia, una de las socias. «Sí -confirmó ella-. Me da sexo dos veces en el a

leer más

04 Dic 2019

De política y cosas peores

¿Cuántas veces le hizo el amor en la noche de bodas el joven Vehementino a su flamante mujercita Dulcibel? Algunas versiones muy atendibles dicen que tres veces, pero yo tengo otros datos: fueron cu

leer más

03 Dic 2019

De política y cosas peores

Plaza de almas. La palabra «dígamelo» no es una bella palabra. No hay en ella ese hálito de poesía que llevan en sí otras palabras como «nube», «flor», mujer». Y sin embargo, Armando, en m

leer más

02 Dic 2019

De política y cosas peores

«A mi novia le gusta hacer el amor en el asiento de atrás del coche». Tal confidencia le hizo Babalucas a un amigo. Y añadió: «Eso no me gusta nada». «¿Cómo es posible que no te guste?-se so

leer más

30 Nov 2019

De política y cosas peores

«Tengo dificultades para hacerle el amor a mi mujer». Eso le dijo don Penilio al médico. Procedió el urólogo a efectuar el correspondiente examen y bien pronto descubrió la causa del problema qu

leer más

29 Nov 2019

De política y cosas peores

 «Anoche evité una violación». Eso dijo Afrodisio Pitongo, hombre proclive a la concupiscencia de la carne. Un amigo le preguntó, admirado: «¿Cómo lograste evitar eso?». Respondió con orgul

leer más

28 Nov 2019

De política y cosas peores

Noche de bodas. Beatino, el novio, joven varón muy dado a devociones y piedades, se arrodilló al pie del tálamo nupcial y pidió con religiosa unción: «¡Guíame, Señor!». Su flamante mujercita

leer más

27 Nov 2019

De política y cosas peores

Don Terebinto, empleado de oficina, se sintió mal a media mañana y se fue a su casa. Lo que vio al entrar en la recámara lo dejó atónito y suspenso. He aquí que su jefe, don Algón, se estaba re

leer más

26 Nov 2019

De política y cosas peores

Plaza de almas. Después de 40 años volví a verla. No era ni sombra de la luz que fue. La acompañaba la tristeza. Su blusa era blanca y su vestido negro, pero vestido y blusa parecían de color gri

leer más

25 Nov 2019

De política y cosas peores

«Calculo que todos los que están aquí son unos culeros». Eso dijo aquel sujeto tras plantarse con actitud retadora en el centro del concurrido bar. Describiré al individuo, pero antes aclararé p

leer más

23 Nov 2019

De política y cosas peores

«¡Cielo mío! -le dijo en arrebato lírico el galán a su dulcinea en medio del acto del amor-. ¡Antes de conocerte mi vida era un desierto! ¡Ahora ya no lo es!». Le sugirió la chica: «Entonces

leer más