Canacope pide bajar impuesto al refresco

29/10/2015 – Ciudad de México.- La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México pidió a los senadores de todos los partidos, en particular a los que se han declarado en contra de bajar el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) al refresco, a revalorar su posición y a aprobar esa medida.
El organismo plantea a los legisladores revisar los efectos negativos que se ha generado en el pequeño comercio de los impuestos especiales a productos de alto consumo, aprobados en la pasada reforma fiscal, como son panes y galletas, frituras, chicles, alimentos para mascotas, entre otros.

Disminuye comercialización
“Para las tiendas de abarrotes y misceláneas populares, la comercialización de estos productos ha disminuido, generando pérdidas económicas que afectan los ingresos en el pequeño comercio, mientras que hemos visto que las tiendas departamentales incrementan las ventas de estos productos mediante estrategias de ofertas”, refiere.
Considera que el impuesto especial al refresco y productos de consumo popular no lo paga el productor o fabricante, sino el consumidor final.
“Lo pagan el trabajador, el empleado o el estudiante, que en la calle busca estos artículos como una forma de solventar una necesidad alimenticia durante el día”, enfatiza.
La Canacope convoca por ello a los legisladores a realizar una verdadera política pública para promocionar el consumo de agua, “abaratando los costos, incrementando los puntos de distribución y mejorando la calidad”.

Recursos
Todo ello acompañado de estudios reales que determinen la aplicación de recursos presupuestales, así como resultados en el combate a la obesidad, asentó.
“Para la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México, quitar la carga fiscal a los productos de consumo popular es generar beneficios económicos que las familias podrán destinar para satisfacer sus necesidades”, concluye el organismo.

Notimex

Share Button