Caen expectativas para festejo de fin de año

30/12/2015 – Mientras que las festividades del festejo de Nochebuena dejaron para la mayoría de todos los sectores económicos una derrama económica de casi el 100 por ciento, las expectativas para la noche del 31 de diciembre para despedir el año por parte el ramo restaurantero no son iguales, por lo que estiman ya a partir de esta fecha una baja de entre el 25 y 30 por ciento, siendo así la antesala de la temida cuesta de enero.
Sobre ello Pablo Reyna Quiroga, vocero de la Canirac en Matamoros, asegura que a diferencia del festejo navideño, la despedida del año se convierte en una festividad menos formal, lo que reduce la presencia de comensales en establecimientos de comida para esta celebración, de la cual revela se reportó del 12 al 24 de diciembre una ocupación de clientes de hasta el 80 por ciento.
Sin embargo señala que tal comportamiento no es el que se espera para la celebración de fin de año, pues cambia, ya que asegura que el presupuesto destinado por parte de las familias, en el que se integra el aguinaldo, ya fue utilizado, por lo que muchas familias ya tiene una reducción en estos momentos de dinero, situación de la que advierte podrá ser ya la antesala de la cuesta de enero.
Sobre ello añade: “Debido a que el festejo del 31 es menos familiar y más informal, reduce las posibilidades de contratación de banquetes, o el arrendamiento de salones para festejos familiares, ya que con base a un estudio efectuado por esta misma agrupación se detectó que el comportamiento de las familias en Matamoros en festejos informales muestra una creciente tendencia a las reuniones en exteriores y no en locales cerrados, como es en este caso la despedida del 2015”, indica.

Familias desfalcadas
No obstante para el representante de los restauranteros en la ciudad el factor dinero es el motivo principal por el que dicho festejo de fin de año pierde fuerza, ya que asegura muchas familias se encuentran muy gastadas por la celebración de Navidad, lo que implica a que analicen otro tipo de esquema para festejar más económico.
Y es que para algunos comerciantes las posibles ventas que pudieran darse en el fin de año no será generalizado, así lo dio a conocer Miguel Ángel Caballero, representante del pasillo comercial conocido como “la peatonal”, quien asegura que hay pocas expectativas de tener una derrama económica que pudiera compararse con los días previos a la Navidad.
Asegura el líder del comercio en el centro que la mayor parte de ventas se concentrarán en los giros comerciales dedicados a la venta de productos o artículos relativos a esta festividad, como son las casas esotéricas y las tiendas que vendan ropa interior, mientras que para el resto de los sectores que conforman el comercio organizado las posibilidades de tener una jornada de buenas ventas son escasas.

Mario Alberto Hernández

Share Button