Autoridad laboral pide reactivar producción

14/01/2019 – En medio de la complicada negociación de avenimiento entre la industria maquiladora de exportación y el Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales, la Secretaría del Trabajo ha establecido un puente formal de comunicación en aras de una solución justa y pacífica, donde aquellos trabajadores que decidieron parar labores, más de 40 mil, no resulten afectados. Hasta el momento no se han suscitado despidos por esta causa.
No hay huelgas, aclaró Arturo González Salazar, subsecretario del Trabajo y Conciliación, ya que no hay un emplazamiento formal y las partes han establecido el 30 de marzo como fecha límite para alcanzar un acuerdo.

Indignación
Más de 40 mil obreros han establecido paros en 47 empresas que tienen contrato colectivo de trabajo con su gremio y de manera simbólica han instalado la bandera rojinegra en la entrada, no es la vía más adecuada pero hasta donde se conoce, se deriva de una falta de comunicación entre la dirigencia sindical y ellos.
Personal de la dependencia los ha visitado en las plantas para explicarles que es un paro ilegal, pero les han expresado muchas dudas porque su organización cetemista no les habla del tema.
Reconoce que un una forma como se están manifestando los trabajadores, lo que la Secretaría del Trabajo ha hecho es exhortarlos a que vuelvan a sus labores para no tener detenida la producción, que si tienen dudas que busquen una comunicación con sus líderes, pues esa acción es perjudicial.

No al despido
Sin embargo, descartó en este momento sea un motivo de despido, ya que al gobierno lo que le interesa es que esto se solucione de manera justa, saludable y benéfica para todos. Dijo que pueden darse situaciones como daños a las empresas o vandalismo por ejemplo, donde sí es justificable la baja, pero se apuesta al diálogo.
La revisión salarial iniciada en diciembre, se desarrolla entre la organización Index, ante Asociación de Maquiladoras, y el SJOIIM, donde lamentablemente a la base sindical no se le ha informado de los avances, por ello se generaron los paros.

Inconsistencia
Los industriales ofrecen un aumento salarial del siete por ciento y un bono de tres mil 700 pesos, mientras el sindicato planteó un 10 por ciento de aumento y un bono de cinco mil pesos.
Pero extrañamente, a los delegados sindicales se les informó el fin de semana que no habría bono y que no se podía dar el aumento como se plantea por parte del Ejecutivo federal.
El bono, de acuerdo a las cláusulas de los contratos, pueden surgir de un acuerdo, puede ser o no obligatorio en este momento, dependiendo de los acuerdos previos.
Del mismo modo, en la reunión forzada por más de dos mil obreros en el edificio sindical, se les entregó un documento oficial del SJOIIM, donde se les pide esperar sin hacer los paros hasta el miércoles, cuando ya podrían darse los aumentos, y que no se aceptaría menos del 20 por ciento, pero el funcionario de Conciliación deja claro que al menos en las negociaciones oficiales con los empresarios, su planteamiento real fue del 10 por ciento.

Convencimiento
Los paros siguen y la Secretaría del Trabajo sostiene que se derivan de la falta de información de la cúpula sindical a sus bases, por lo cual, la dependencia está acudiendo nuevamente a las maquiladoras para darles al detalle el avance de las negociaciones, para tratar de convencerlos de regresar a labores.
Andrea Elizondo, unas de las trabajadoras de base que está participando en este movimiento histórico, dijo que a pesar de todo, tanto ejecutivos de las empresas como los sindicales, como en Kemet, se han dado diversos tipos de amenazas desde el despido hasta una agresión, o privación de libertad.
Para el miércoles, los trabajadores han convocado a una asamblea general en 12 e Iturbide para cambiar al comité ejecutivo por tratar de obstruir sus derechos.

Share Button
publicidad notas local