Advierte Yunes uso de armas para impedir robo a trenes

23/05/18.- El Gobierno de Veracruz, en coordinación con la Policía Federal y la Gendarmería Nacional reforzarán la seguridad en las vías ferroviarias de Veracruz a Puebla para evitar más atracos.

Nuestros elementos irán armados, con buenas armas, si hay un ataque al tren, si hay un intento de afectar esta vía de comunicación, las armas serán usadas, que no quede ninguna duda. Vamos a actuar con la energía que la ley permite en previsión de un riesgo mayor para muchas personas”, dijo Yunes.

El Grupo de Coordinación Veracruz dio a conocer que dos grupos criminales roban los trenes, uno de ellos encabezado por Roberto de Los Santos de Jesús, “El Bukanas” o “El Bukanans”, por quien se aumentó la recompensa de 1 a 5 millones de pesos; y por la banda de “Los Rosas”, a quienes detectaron bodegas con mercancía robada y la forma de comercializarla.

“Efectivamente aparecen dos personas vestidas como policías. ¿Qué es lo que ha pasado?, que algunas personas de los que están señalados ahí, en algún momento, trabajaron en una empresa privada de seguridad que prestaba servicios a Ferrosur, y después, al dejar de prestar servicios en la empresa, continuaron utilizando el uniforme. Esa es la razón por la cual aparecen dos personas uniformadas en el caso del ‘Bukanans’”, indicó el gobernador de Veracruz.

 

Los dos trabajadores lesionados durante el incidente del 19 de mayo son apoyados en sus gastos por la empresa, indicó la vicepresidenta de relaciones con gobierno de Ferromex, Lourdes Aranda.

Las consecuencias del incidente incluyen 3 mil toneladas de mercancía detenidas en el puerto, y un gran número de automóviles que no pueden salir de las fábricas a sus lugares de destino.

“Hemos perdido clientes, las pérdidas mayores es que no tengamos estos clientes y que la vía esté cerrada. Que lleve 5 días cerrada, nos cuesta mucho. Eso sucede, las aseguradoras cobras y no se interesan en darle seguimiento al asunto. Vamos a insistir porque, si no se integra el expediente, es más difícil consignar a los individuos involucrados”, comentó Aranda, quien agregó que la empresa afectada por el último descarrilamiento fue la molinera San Blas.

Se informó, además, que será una comisión de expertos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la que determine si se trató de un ataque directo a la vía general o una falla mecánica; en tanto, el municipio de Orizaba realiza un censo de las viviendas afectadas.

Se espera que en las próximas horas se abra el paso a la vía afectada, una vez sea aprobado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Agencias

Share Button