Acusan a dueño de agencia de viajes de abuso sexual; EU lanza alerta

Estados Unidos recomendó extremar la seguridad a sus ciudadanos, especialmente a las estudiantes, que viajen a Sevilla para no caer en manos de un supuesto depredador sexual que ya habría abusado de varias jóvenes americanas en viajes organizados desde su empresa turística.

El empresario se llama Manuel B.V. y ha sido la Embajada de Estados Unidos en España la que ha lanzado una alerta de seguridad advirtiendo del peligro que, así como evitar entrar en contacto con él y participar en alguna de las excursiones que prepara específicamente para alumnos de intercambio.

La alerta, que está colgada en la página web de la legación diplomática, informa de que hay una investigación criminal en marcha contra Manuel B.V., denunciado por agredir sexualmente a jóvenes americanas en viaje de estudios en Sevilla aprovechando los viajes que él organizaba para este colectivo, al menos, desde el año 2013.

El gobierno estadunidense recomienda verificar con qué empresa turística se contratan estos viajes y asegurarse de que detrás de ella no está el empresario bajo sospecha, puesto que ha operado con varias denominaciones, como Discover Excursions, que tuvo oficina en la calle Joaquín Guichot de la capital sevillana y que cerró, precisamente, después de que estallase el escándalo de los supuestos abusos.

“Asegúrate de que la empresa turística que contrates es legal. Si tienes dudas, consulta con tu programa de estudios. No aceptes visitas guiadas gratuitas”, señala la alerta de seguridad americana emitida este martes y que, además, invita a ser especialmente prudente en situaciones en las que se consuma alcohol.
La alerta está directamente relacionada con el caso de la joven estadunidense Gabrielle Vega, que en abril de 2018 denunció públicamente haber sido objeto de abusos sexuales por parte de Manuel B.V. durante un viaje organizado por la empresa de éste a Marruecos cuando ella residía en Sevilla.

La historia de Gabrielle tuvo una amplia repercusión y la joven llegó a contar su testimonio en un programa de la cadena de televisión NBC y en otro de Univisión.

La propia joven contó a EL MUNDO cómo habían sucedido los hechos: “Parecía tener las mejores intenciones”, dijo en relación al empresario sevillano.
Los hechos sucedieron el 2 de noviembre de 2013 en Tánger (Marruecos), cuando Gabrielle, entonces de 19 años, junto a un grupo de amigos, se divertía en el hotel en el que se alojaban en la que iba a ser su última noche allí.

Volvían al día siguiente a Sevilla y, en un momento dado, Manuel les sirvió a ella y a sus amigas una copa “de espaldas” y nada más beber empezó a sentir una gran somnolencia. Cuando se recuperó un poco, entró en el baño y fue entonces cuando, sostiene, el guía la forzó a mantener relaciones sexuales.

Gabrielle regresó al día siguiente a España y durante años mantuvo casi en secreto lo que había pasado. Le costó dos años relatarle a sus padres el episodio que había vivido en Tánger. “Que violen a una hija es la peor pesadilla de cualquier padre”, afirmó.

Agencias

Share Button
publicidad notas home