Abogados llegan a Michoacán para defender a normalistas

12/12/15.- Maestros y abogados de la sección 18 de la CNTE, correspondiente al estado de Michoacán, arribaron ayer a esta ciudad para asumir la defensa legal de las 22 estudiantes normalistas, detenidas el lunes por la retención de varios vehículos sobre la Autopista Siglo XXI, a la altura de la caseta de Zirahuen.

Uno de sus abogados, Gabriel Marcelino, informó que este sábado las jóvenes serán trasladadas del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 16 de Coatlán del Río, hacia la capital de Morelos para rendir sus declaraciones preparatorias ante juzgados federales.

“Eso significa que vamos a tener la oportunidad de ofrecer la defensa legal a los jóvenes y a que declaren”, afirmó el abogado.

Coatlán del Río se ubica al surponiente del estado y colinda con el Estado de México.

Por su parte, Luis Alberto Bravo, también integrante del equipo de abogados de las estudiantes, dijo que el gobierno federal está violentando los derechos humanos de las normalistas porque en lugar de enviarlas al penal femenil de Michoacán para procesarlas, las trasladó al penal femenil de Morelos, con lo que se trastoca su derecho a ser enjuiciada en un sitio cercano a su familia.

Bravo también observó que el gobierno federal actúa de forma irregular en el caso de las estudiantes porque hasta la fecha las autoridades penitenciarias impiden que las jóvenes sean visitadas por sus familiares. “No han hablado con ellos”, dijo el abogado.

Otra irregularidad procesal, sostuvo el abogado, es que el Ministerio Público ha sido errático en lo cargos que atribuye a las normalistas, porque primero las acusó de ataques a las vías de comunicación y retención de camiones de pasaje, y después de delitos contra la autoridad y ahora dicen que la imputación se apoya en que presuntamente les encontraron granadas de elaboración casera.

“El señalamiento no se acredita porque las granadas no las llevaban las estudiantes sino que estaban en el camión que abordaron y del cual fueron bajadas con lujo de violencia”, declaró Luis Alberto Bravo.

Por su parte José Martínez Cruz, representante de la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos (CIDHM), condenó la detención de las jóvenes y dijo que el gobierno se equivoca porque son normalistas que por defender el derecho a la educación, son tratadas como delincuentes de alta peligrosidad.

Así también informó que los familiares serán recibidos en los juzgados federales a las 09:00 horas y convocó a la ciudadanía a llevar víveres y apoyos para los familiares de las estudiantes.

Las estudiantes pertenecientes al Centro Regional de Educación Normal de Arteaga Michoacán se encuentran confinadas en el recién inaugurado penal femenil de Coatlán del Río, donde conviven mil mujeres traídas de Islas Mujeres, 250 de Tepic, Nayarit y 60 del estado de Morelos. Con las 22 estudiantes michoacanos suman 1332 mujeres internas, mientras que su capacidad de albergue es estimada para 2 mil 528 internas de seguridad máxima, mínima y media.

Las 22 estudiantes normalistas están acusadas de fabricación de granadas de armas caseras, aunque el abogado Gabriel Marcelino aseguró que estos hechos “fueron perpetrados por el gobierno de Michoacán” y descartó que estos actos hayan sido por vandalismo.

Afirmó asimismo que los familiares de las normalistas se encuentran “desconcertados ya que el estado y el gobierno federal los consideró como banda y criminales”, señaló.

El Universal/El Bravo

Share Button