7 básicos en diabetes

1/12/15.- El control de la diabetes no depende solamente de medicamentos e insulina, tampoco basta con un plan de alimentación saludable y con dejar el sedentarismo.

Para estar en control, también es necesario cambiar la forma de pensar, mejorar el estado emocional y aprender sobre autocuidado, señala Sergio Hernández, coordinador del Centro de Atención Integral del Paciente con Diabetes (CAIPaDi) del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ).
Para tener éxito implica un cambio permanente en el estilo de vida del paciente y formar alianzas con el médico, agrega el endocrinólogo y diabetólogo.

Un paciente con diabetes debe considerar siete cuidados claves.

1.-Erradica mitos

La mayoría de personas ignoran las causas que generan la diabetes y los mitos en torno a la enfermedad pueden interferir en su control, alerta Hernández.
“El IMSS preguntó a los pacientes cuál es la causa de la diabetes y la causa número uno que mencionaron los pacientes fue por un susto o un coraje y la que realmente se asocia al desarrollo de diabetes, que es la obesidad, andaba en el lugar 13 o 14, hay mucho desconocimiento”, advierte.
El experto detalla que es fundamental que las personas sepan que la diabetes tiene una base genética importante pero se detona a causa de un estilo de vida no saludable y exceso de peso.

El monitoreo adecuado de la glucosa, las metas de control y los síntomas que indican que algo anda mal, son cuestiones fundamentales que los pacientes deben conocer.

2.-Visión a salvo

Cuando no hay un adecuado control de la glucosa en sangre, los vasos sanguíneos de la retina se van dañando y, de no intervenir, el paciente puede perder completamente la visión, advierte Hernández.
Muchas veces las personas con diabetes que no han sido diagnosticadas presentan visión borrosa a causa de la glucosa descontrolada, pero éste es un síntoma transitorio.

3.- No olvides tus pies

La diabetes puede provocar pérdida de la sensibilidad en los pies, mala circulación de la sangre y deterioro del sistema inmunológico, por lo que una pequeña herida se puede infectar gravemente hasta provocar necrosis si no se actúa a tiempo
4.- Boca sana

Cuando se vive con diabetes el cuidado dental se vuelve imprescindible porque el descontrol de la glucosa aumenta el riesgo de tener infecciones bucales y, a su vez, las infecciones descontrolan la glucosa.
Este círculo vicioso puede llevar al paciente a perder piezas dentales, lo que altera su dinámica nutricional e impacta su estado emocional.
Además, las enfermedades dentales pueden interferir con el plan de alimentación porque los pacientes optan por alimentos blandos como papillas que en su mayoría son dulces, o bien, líquidos, que en su mayoría son azucarados.

5.- Ajusta tu menú

Vivir con diabetes no significa permanecer a dieta, asegura el endocrinólogo, se trata de aprender a comer de forma saludable, como deberían hacer todas las personas para prevenir enfermedades crónicas.

Adaptarse a un nuevo plan de alimentación puede ser complicado al principio, por eso el endocrinólogo aconseja empezar por lo más simple: erradicar los hábitos nocivos como consumir bebidas azucaradas, alimentos con mucha grasa y sal en exceso.

Atiende el semáforo

6.-En movimiento

El ejercicio es igual de importante que el plan de alimentación, destaca Hernández, pero eso no quiere decir que las personas con diabetes tengan que entrenar como si se estuvieran preparando para correr un maratón.
El especialista sugiere empezar por erradicar el sedentarismo, es decir, evitar pasar mucho tiempo sentados, utilizar transporte activo como bicicleta, acostumbrarse a subir escaleras en lugar de usar el elevador y dar más de 10 mil pasos al día (contarlos con ayuda de un podómetro).
En cuanto al ejercicio, Hernández señala que las personas con diabetes deben hacer 40 minutos de ejercicio al día, 5 días de la semana y los días de descanso no deben ser consecutivos.

7.- Depresión a raya

Recibir el diagnóstico de diabetes y enfrentarse a un estilo de vida distinto al que se ha llevado durante toda la vida son cuestiones que pueden provocar miedo, enojo, angustia o tristeza.

Además el diagnóstico de diabetes implica un duelo como el de cualquier pérdida, por eso se requiere la guía de un psicólogo que ayude al paciente adaptarse a su nueva vida.
Advierte que el principal aliado o el principal boicoteador de los pacientes con diabetes pueden ser los familiares o el entorno de trabajo.
Si existe algún trastorno psiquiátrico como ansiedad o depresión, es indispensable tratarlo para que no interfiera en el control de la enfermedad.

Share Button